jueves, 18 de septiembre de 2014

Cinco razones que explican por qué el dólar blue alcanzó los $ 15


JULIÁN GUARINO
Subeditor de Finanzas


Con el dólar en $ 15, es bueno tener presente cuáles son los factores que le han agregado tensión a quienes están dispuestos a convalidar esos valores. Por supuesto, atrás queda la discusión sobre si se trata de un valor razonable para las expectativas económicas y la naturaleza de la actividad que tiene la Argentina.

La falta de dólares es una especie de parásito que todo lo invade: la recesión económica, la caída del consumo, la falta de creación de puestos de trabajo, las exangües ventas de los comercios, las suspensiones laborales, la creciente presión impositiva, el disparatado incremento en el valor de los servicios públicos, las astronómicas cuotas de los colegios, los aumentos de las prepagas de medicina, el inalcanzable precio de los alimentos y la energía, la incertidumbre financiera, el cepo a las importaciones, la caída de los salarios en términos reales y finalmente la desbordante inflación se han apoderado de buena parte de las preocupaciones de las familias en la Argentina.

1) DEFAULT y SOJA. Si bien se trata de uno de los factores que el Gobierno soslaya por estas horas, la cesación de pagos de deuda provocada por un excesivo fallo del juez Griesa pone las perspectivas del país en una situación de latencia. Significa que, de necesitarlo, la Argentina no puede (ni podrá) acceder al mercado de deuda, es decir, no podrá tomar dólares prestados, al menos, del principal mercado financiero del mundo. Por lo mismo, la fuerte caída en el precio de la soja, que implica una menor entrada de dólares para la próxima cosecha ha impactado fuerte en las expectativas. Se calcula que serán u$s 7.000 millones menos de un total que hoy ronda los u$s 28.000 millones.

2) INFLACIÓN. El dólar es un activo más. A no dudarlo. Y si bien puede presentar un comportamiento que lo diferencia del resto de los bienes y servicios, medido en pesos, reacciona como mínimo, en forma similar al resto. En una economía con 30 o 40% de inflación anual, la perspectiva es que, si se parte de un valor de equilibrio para el dólar, el tipo de cambio respete esa variación para que no se desvirtúe. Por ejemplo, con atraso cambiario, el dólar se hace más barato, los importadores demandan más dólares y los ahorristas también.

3) DEVALUACIÓN y CEPO. La marcha del tipo de cambio oficial influye sobremanera en el blue. Máxime si se tiene en cuenta que, ante un retraso cambiario, los actores económicos del sector privado (familias y empresas) sacan cuentas. Una mayor brecha entre el tipo de cambio oficial y el blue (hoy en 75%) baja el incentivo de venta de quienes son los proveedores naturales de dólares (los exportadores y productores del agro) porque deben liquidarlo en el mercado oficial a $ 8,42 menos el 35% de las retenciones. Es decir que por cada dólar les pagan poco más de $ 5 y si quisieran volver a dolarizarse con esos recursos, deben ‘agregar’ $ 10 para conseguir un dólar. Por lo mismo, el cepo que sigue operando no hace más que incrementar las tensiones: controles en las calles del microcentro, medidas restrictivas para importadores, aumento de los requisitos para ahorristas vuelcan a un mayor número de personas y empresas a buscar divisas en la plaza informal. A mayor demanda, mayor precio si la oferta se mantiene constante.

4) TASAS NEGATIVAS Y RECESIÓN. Una mayor expectativa de depreciación del tipo de cambio y tasas de interés que, en pesos, resultan más bajas incrementan la demanda por dólares. De hecho estamos en presencia de la menor tasa que pagaron los bancos por sus plazos fijos en lo que va del año: 20%. En un escenario recesivo, las familias están decidiendo tomar menos préstamos. Por ende, a los bancos les sobran pesos. Cuando abunda mucho de un producto (pesos) su precio tiene a bajar, por eso las tasas que pagan los bancos son cada vez más bajas. Si la inflación estimada es del 40% anual y la tasa que me pagan es del 20% anual, entonces en 12 meses me quedo con más dinero nominal pero menos dinero real. El dólar tiene a solventar este problema, ya que permite postergar consumo (ahorro) sin perder poder adquisitivo.

5) EMISIÓN Y DÉFICIT FISCAL. Si bien no es el único elemento que cuenta a la hora de identificar cuáles son los artífices que generan inflación, es importante tener presente que siempre que un Banco Central emite dinero por encima de lo que le demanda el mercado (la gente, las empresas, las familias, etc) esto genera aumento de precios. Si en lugar de ser un evento aislado se trata de una política permanente, entonces la inercia inflacionaria les pega de lleno a todos los activos, por eso “inflación” se define como la suba sistemática de los precios. Si esa emisión monetaria se hace además para financiar el dinero que el Gobierno gasta por encima de sus ingresos, entonces el problema es mayor, porque sus magros ahorros despiertan en quienes utilizan la moneda doméstica la sospecha de que las variables económicas tenderán a desvirtuarse.

cronista.com

Devaluación “blue”: el peso vale apenas 6,62 centavos de dólar


Este mediodía, con el dólar paralelo en $ 15, los economistas bromeaban con el “peso demonio”, porque cada peso costaba 6,66 centavos de dólar.

Pero con el blue en $ 15,10 , el peso vale, en el mercado paralelo, todavía menos: apenas 6,62 centavos de dólar. En otras palabras: un billete de $ 100, el de mayor denominación en el país, vale apenas u$s 6,62 dólares, poco más de lo que cuesta un combo de hamburguesa, papas y gaseosa en Estados Unidos.

La devaluación del peso en el mercado paralelo es del 40% en un año: para esta fecha pero del 2013, el blue se conseguía a $9,29 (lo que implicaba que cada peso costaba 10,76 centavos de dólar).

Y en lo que va del 2014, el peso perdió frente al dólar un 38% (estaba a $ 10 a fines del 2013, cada peso costaba 10 centavos de dólar).

En el mercado oficial, el ritmo al que la moneda argentina pierde valor no es mucho más bajo: con una cotización de $ 8,42 por dólar, cada peso cuesta 11,87 centavos de dólar, mientras que hace un año, con una cotización de $ 5,74, cada peso valía 17,42 centavos de dólar, lo que implica una devaluación del 32%.

Medida punta a punta en 12 meses, la devaluación del peso frente al dólar supera a la inflación: para compras minoristas y aún usando el IPC Congreso (que promedia las mediciones de las privadas y que da a agosto una variación del 40,38% interanual), el peso perdió un 30% de su poder adquisitivo.

cronista.com

A partir de octubre limitarán aún más la venta de divisas para el pago de importaciones


El Ministerio de Economía generalizará el sistema que implementó para la industria automotriz. Se cae el "uno a uno" que instaló Guillermo Moreno

A partir de octubre, las grandes empresas que demanden dólares para importaciones de productos finales no producidos en el país tendrán que financiarse con divisas aportadas por las casas matrices o buscar créditos en los mercados financieros del exterior.

Hasta el mes próximo, el acceso a la moneda norteamericana estará, además, limitado "a lo fundamental y fiscalizado por la autoridad competente".

La novedad está siendo comunicada por funcionarios del Ministerio de Economía a las principales compañías del país (de a una o a través de las cámaras empresarias que las representan), especialmente a los fabricantes de alimentos, bebidas, cadenas de electrodomésticos, súper e hipermercados y todos los rubros que demandan dólares para ofrecer en el mercado interno productos terminados y fabricados en el exterior.

En general se trata de fabricantes que tienen parte de su línea de productos proveniente del exterior, para completar una oferta variada de bienes en las góndolas. También grandes tiendas que tenían hasta el primer semestre del año permisos para importar parte de los bienes que se ofrecen a los consumidores locales y que hasta julio ingresaban como parte del acuerdo virtual que mantenían con el Gobierno para permanecer en los acuerdos de precios firmados con el Ministerio de Economía de Axel Kicillof.

El Gobierno extenderá así el régimen de acceso a los dólares para importación inaugurado con las automotrices la semana pasada al resto de los sectores de la economía argentina también demandantes de divisas, según informa Ambito.

Queda sepultado además ya definitivamente el régimen "uno a uno" instalado entre 2010 y 2013 por el exsecretario de Comercio Interior Guillermo Moreno por el cual un fabricante local podía importar un dólar siempre que demostrara que exportaba por un monto similar, sin importar si esa venta al exterior correspondía a un producto propio o de algún socio externo a la firma.

El régimen estaba en funciones desde marzo pasado, pero ahora la intención oficial es blanquearlo y reglamentarlo de manera, más o menos, oficial y extendida a todas las empresas productoras del país.
Según aclararon los funcionarios que están hablando con las grandes empresas demandantes de dólares, las compañías que reclamen la divisa para comprar insumos fundamentales para sostener la producción local tendrán prioridad para acceder a la moneda. En especial estarán beneficiadas las compañías que estén dentro del acuerdo de Precios Cuidados, que el Gobierno sostendrá hasta fin de año.

Como contrapartida, las compañías que no hayan firmado acuerdos con Economía o que no demuestren que los permisos que están pidiendo son para sostener líneas de producción tendrán menos suerte en el momento de acelerar la firma de sus Declaraciones Juradas de Autorización para Importar (DJAI).

En otras palabras, para financiar importaciones deberán conseguir crédito en el exterior y en dólares para pagarles a los proveedores internacionales. Desde el Banco Central retacearán divisas. Además, y para que la entidad que conduce Juan Carlos Fábrega les entregue esas divisas habrá una especie de concurso interno de aptitudes por el cual el que presente ante el Ministerio de Economía el plan de devolución de los dólares a más largo plazo cruzado con un plan de inversiones que apunte a sustituir importaciones será el que gane la compulsa y recibirá (no antes de 12 meses) los dólares del Central.

iprofesional.com

El Presupuesto 2015 prevé una inflación del 15,6% y un dólar oficial a $9,45


El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, expusieron ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados. El Gobierno estimó que la economía crecerá 2,8%

Para el caso del último trimestre del año próximo se contempla una suba de los precios al consumidor de 14,9% respecto a similar tramo del corriente año. Al respecto, el ministro de Economía, Axel Kicillof, indicó que se espera una desaceleración del ritmo de aumento de precios de 22% que se calcula ahora para el corriente año. En el caso de los precios al por mayor, se prevé que este año cierre con alza de 25,5%, y se atenúe bruscamente a 14,4% el año prñoximo.

Cabe destacar que los datos del Indec ya indican una inflación acumulada en los últimos doce meses de poco más de 20%, casi la mitad que la calculada por las consultoras privadas.

Una vez más, como viene sucediendo desde 2006, aunque se acentuó en los últimos cinco años, las pautas de la denominada ley de leyes –porque fija las pautas macroeconómicas para el año próximo– indican una singular subestimación de la realidad.


El caso más elocuente es el de la paridad cambiaria, que se prevé con una suba de apenas 11,8% respecto de la cotización actual que registra el Banco Central, de 8,48 a 9.445 pesos por dólar a fin de año, esto es, casi cuatro puntos porcentuales por debajo de la inflación oficial y casi un cuarto de las estimaciones privadas de alza promedio de precios al consumidor.

Cabe destacar que el minsitro de Economía, había dicho en enero que ocho pesos era entonces un tipo de cambio de sustentabilidad macroeconómica. Ese valor, ajustado por inflación oficial tendría que estar en 9,11 pesos y por la calculada por privados en 9,7 pesos. Sin embargo, para el cierre del corriente año el Presupuesto se presentó con un cierre de 8,21 pesos.

LOS OCHO PESOS DE ENERO EQUIVALEN HOY A 9,11 PESOS SI SE AJUSTA POR LA INFLACIÓN INDEC

El Presupuesto prevé un superávit primario de 1% del PBI y un déficit financiero de 1% del PBI, luego del pago de servicios de intereses de la deuda pública, producto de recursos totales por 1.298.326,70 pesos y gastos totales por 1.347.844,60 pesos. Si se deducen los pagos previstos de intereses de la deuda, se planificó un superávit primario de 50.448,90 millones de pesos.

Además, se proyecta un nuevo achicamiento del comercio exterior de la Argentina, ya que se estimaron exportaciones por 82.420 millones de dólares, en contraste con 94.034 millones que se habían supuesto para el corriente año. Mientras que las importaciones, controladas por el cepo cambiario se reducen a 73.223 millones, menos de 10.700 millones de las originalmente.

Kiccillof estimó que el "corriente año finalizará con un rojo de la balanza comercial energética de entre 8.000 y 9.000 millones de dólares, mucho menos que lo que prevén los analistas del sector privado".

En términos de actividad económica, se planificó que el 2014 finalice con un crecimiento de 0,5% "por efecto de la crisis financiera internacional", pero para el año próximo se acelerará a 2,8% de aumento, en contraste con las estimaciones privadas que proyectan sendas caídas en torno a dos por ciento, en cada caso.

El ministro no dio explicaciones de los factores que determinaron que el PBI pasara de un crecimiento proyectado un año atrás en 5,1% a 0,5% para el corriente año, así como tampoco de los que determinaron que tipo de cambio oficial de 6,33 saltara a hoy a 8,48 pesos por dólar, aunque en este caso se puede atribuir a la aceleración de la inflación de 9,9 a 22 por ciento.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Roberto Feletti anticipó que el martes 23 de septiembre los secretarios del área económica explicarán en la Cámara baja las bases del Presupuesto 2015 por cada área.

infobae.com

Presupuesto 2014: el Gobierno estimó un dólar promedio a $6,33


El ministro de Economía Hernán Lorenzino presentó la "ley de leyes" en la Cámara baja. Proyectó un crecimiento económico de 6,2%, y la inflación anual para el próximo año será del 10,4 por ciento

La ley de leyes ya llegó a la Cámara de Diputados de la mano de Hernán Lorenzino. El ministro de Economía comenzó la presentación del Presupuesto 2014 con un repaso de los alcances de la última década y la política "autónoma y soberana" de desendeudamiento. Y, una vez más, buscó diferenciar a la Argentina de la crisis que atraviesan otros países del mundo.

"El año que entra, el desempeño económico replicará con éxito lo vivido en esta década. Este proyecto de presupuesto apuesta a la continuidad de un modelo político con decisiones económicas", aseguró durante su exposición en el salón Delia Parodi. Así, el ministro proyectó que la economía crecerá un 6,2% en 2014, y el tipo de cambio oficial se ubicará en un promedio de 6,33 pesos.

El Gobierno estipula un valor promedio de la cotización nominal como una "hoja de ruta" para el 2014, por lo que no es un número certero. Con todo, el dólar oficial hoy cotiza a $5,73, y varios economistas consideran que la divisa superará los 6 pesos antes de fin de año.

Lorenzino también se refirió al crecimiento del 5,1% en el primer semestre de 2013, y agregó que "se mantendrá el resto del año", con un "alto dinamismo". Según Bull Market Brokers, "la inclusión del pago de los cupones del PBI en el Presupuesto 2014 y el crecimiento proyectado impulsan al TVPP.

El ministro no adelantó las proyecciones de inflación, que se suelen hacer en esta primera presentación de la ley al Congreso. Sin embargo, el Ministerio de Economía confirmó a través de un documento a la prensa que la tasa de inflación anual promedio será del 10,4% para 2012.

Según los datos que brindó el titular del Palacio de Hacienda, el año próximo el PBI será de 3,2 billones de pesos (u$s505.500 millones) y el consumo mejorará 5,7%, a 2,3 billones de pesos. En tanto, la inversión aumentará 8,5%, a 587.681 millones de pesos. Y explicó, también, que el gasto público crecerá 18,9%, mientras que la recaudación lo hará en un 27,1%, para sumar 930.874 millones de pesos.

También proyectó un superávit comercial mayor de u$s10.000 millones, con exportaciones que mejorarán 9,2% (u$s94.034 millones) e importaciones que subirán 8,6% (u$s83.910 millones).

"El año que entra, el desempeño económico replicará con éxito lo vivido en esta década"

Lorenzino aseguró que desde la perspectiva del Gobierno los mercados "profundizan las inequidades sociales". "El mercado por sí mismo no soluciona las inequidades; más bien, desde nuestro punto de vista, las profundiza", dijo el titular del Palacio de Hacienda al justificar la intervención estatal en la economía. A su criterio, "es fundamental poner al Estado en un rol activo en el manejo de la economía. Es el Estado el que debe garantizar la justa distribución de la riqueza".

"El bienestar de la gente es el resultado y al mismo tiempo el motor para el sostenimiento del modelo económico, en el cual la composición del gasto público es decisiva para la redistribución de los ingresos, el apuntalamiento de la actividad y para la transformación de la estructura productiva", enfatizó.

La recaudación de impuestos nacionales y de contribuciones de la seguridad social se prevé que llegará en el año 2014 a $1.097.316,8 millones, por lo cual se la estima en un 25,5% superior a la proyectada para el año 2013. En términos del PIB alcanzará a 33,83%, aumentando menos de un punto porcentual respecto de la del año anterior.

Los gastos totales del Estado argentino sumarán $927.585 millones en 2014, de los cuales $847.275 millones será gasto primario y el resto, financiero.

infobae.com

lunes, 15 de septiembre de 2014

IGUAL CON EL IMPLÍCITO O CONVERTIBILIDAD - Con el DÓLAR BLUE en nuevo récord, el Gobierno volvió a llenar de gendarmes la City


Tal como sucedió hace 10 días, cuando 29 allanamientos hicieron que las cuevas bajaran las cortinas y los arbolitos se retiraran de la calle Florida, otra vez la presencia de los gendarmes cambia la forma de operar. La brecha entre blue y oficial toca el 71,8%.

por ANDREA RIVAS


Pasado el mediodía, el dólar blue marcó un nuevo record al tocar los $ 14,47, aunque esta tarde retrocedía a los $ 14,45.

Poco después de que la cotización paralela marcara un nuevo techo, los móviles de Gendarmería volvieron a copar las calles de la City porteña, tal como sucedió dos viernes atrás, lo que hizo que muchas cuevas volvieran a bajar sus cortinas y los arbolitos eligieran por dejar despobladas calles como Florida.

"Ya sabíamos, 11:30 nos avisaron que venían después del mediodía", explicó a Cronista.com un operador que tuvo contacto con los cueveros más importantes de la city.

En tanto el dólar oficial se mantenía estable en los $ 8,42, lo que coloca el dólar ahorro en los $ 10,10 y el dólar tarjeta o turista en los $ 11,37.

De esta forma, la brecha entre el oficial y el paralelo se ubica en un 71,8%.

El CCL subía un poco hasta los $ 13,28, mientras que el MEP retrocedía leve a $ 13,54.

"La demanda no afloja, parece ser que todo peso que sobra va al blue. Hoy veo mucha gente comprando el oficial y el que no puede se vuelca al blue", explicó Christian Buteler.

Hoy se conoció también que la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas, liquidaron durante la última semana u$s 242.293.106, 40 millones menos que la semana anterior cuando liquidaron  u$s 285.563.877.

Sin embargo todavía se encuentra lejos de su piso para este año, que fue en la semana entre el 30/12/13 y el 03/01/14 cuando las empresas del sector liquidaron la suma de u$s 122.016.614.

cronista.com

jueves, 11 de septiembre de 2014

Se deteriora el patrimonio del BCRA: la deuda emitida por la entidad ya supera a las reservas

Por: Juan Gasalla 

Según la autoridad monetaria, el stock de Lebac y Nobac suma $241.400 millones, mientras que los activos en dólares hoy representan unos $240.500 millones. En diciembre, las reservas duplicaban a la deuda


Según el último Estado Resumido de Activos y Pasivos del Banco Central, actualizado al 31 de agosto, la deuda emitida por la autoridad monetaria como Letras (LEBAC) y Notas (NOBAC) ascendió a 241.359 millones de pesos y superó a las reservas internacionales, cifradas en $240.520 millones, resultado de multiplicar los u$s28.620 millones de tenencias nominadas en moneda extranjera a la fecha por el tipo de cambio mayorista de 8,404 pesos.

De esta forma, por primera vez desde la crisis de 2001-2002 la deuda emitida por la entidad que preside Juan Carlos Fábrega superó a los activos internacionales en cartera.

Desde que comenzó 2014, el stock de LEBAC y NOBAC se duplicó: creció 118,3% desde los 110.547 millones de pesos. En el mismo lapso, las reservas -nominadas en pesos- aumentaron un 20,6% desde los $199.454 millones, sólo por efecto de la devaluación, porque medidas en dólares retrocedieron 6,5% o u$s1.979 millones, desde los u$s30.599 del 31 de diciembre de 2013.

Según los datos del Central, al comenzar 2014 las reservas casi duplicaban a su deuda "cuasifiscal" colocada en el sistema financiero ($199.454 millones frente a $110.547 millones), pero con el correr de los meses esa relación se revirtió, en una contundente señal del deterioro acelerado que muestra el balance de la entidad.

El economista Luis Secco expresó que "la escasez de dólares tiene como contrapartida una abundancia enorme de pesos. Sobran pesos, hay una gran cantidad no deseada, porque se sabe que van a perder el poder adquisitivo producto de la inflación, se vuelcan a la compra de dólares, bienes o el sustituto más cercano que se le encuentre".

EL BCRA RETIRA DE CIRCULACIÓN 3 DE CADA 5 PESOS EMITIDOS A CAMBIO DE UNA ELEVADA TASA

¿Por qué el Banco Central emite deuda? Porque necesita esterilizar o absorber el excedente de pesos por la creciente emisión para financiar el déficit fiscal y reducir al mismo tiempo el efecto inflacionario que esta sobreemisión genera. La entidad le transfiere pesos al Tesoro, a cambio de "Letras Intransferibles" que pasan a integrar el activo, así como dólares para pagar deuda externa, a cambio de "Adelantos transitorios". En el año, los primeros aumentaron 28,9% (ahora totalizan $360.591 millones) y los segundos, un 19,3% ($217.900 millones).

Por esta dinámica no sólo aumenta el pasivo del BCRA por la deuda que emite, sino que también aumenta su activo, pero por la tenencia de estos títulos de dudosa calidad que le entrega el Gobierno, que no pueden negociarse en el mercado secundario y hacerse efectivos.

En los ocho primeros meses del año, la asistencia al Tesoro acumula $65.722 millones, cuando todavía falta el último cuatrimestre que, estacionalmente, es el que requiere mayores giros para que cierren las cuentas públicas.

Además, la autoridad monetaria prácticamente no cobra interés por los pesos y dólares que cede al Tesoro, mientras que por sus LEBAC y NOBAC debe pagar una elevada tasa de interés entre el 26,9 y el 29,3 por ciento anual.

"Hay una inconsistencia manifiesta entre la política cambiaria y la política monetaria y fiscal. El Banco Central transfiere todos los pesos que le pide el fisco, se ha transformado en el prestamista de única instancia que tiene el Tesoro o el sector público y eso arrastra expectativas de devaluación crecientes", refirió Secco por InfobaeTV.

Los próximos informes del Banco Central probablemente muestren una profundización de esta tendencia por la que la deuda del BCRA se expande y le saca ventaja a las reservas. Es que en el transcurso de septiembre, las reservas ceden u$s217 millones (a u$s28.403 millones según datos provisorios) y el tipo de cambio permanece estable a $8,4025, por lo cual suman en pesos 238.700 millones.

"HOY EL MÁS ENDEUDADO EN PESOS EN EL SISTEMA BANCARIO ES EL PROPIO BANCO CENTRAL"

A la vez, el BCRA absorbió $8.400 millones en las dos licitaciones que realizó en septiembre, para acumular una emisión de deuda de $88.000 millones desde enero, unos $22.000 millones más que los girados al Tesoro.

El economista Rodolfo Santangelo, de M&S Consultores, explicó por InfobaeTV que "hoy lo que domina la situación es la política fiscal. El Banco Central no puede dominar este potro del agujero fiscal. El problema está ahí. No hay que creer que subir la tasa de interés es la solución, porque hoy el más endeudado en pesos en el sistema bancario es el propio Banco Central, así que más tasa de interés es más déficit cuasifiscal".

"El Banco Central hace lo poco que puede, la va llevando, no le pidamos a su presidente que haga magia", sintetizó.

Asimismo el pasivo por LEBAC y NOBAC equivale al 62% de la Base Monetaria (pesos y monedas en efectivo, cheques cancelatorios y depósitos en cuenta corriente), que suman 389.193 millones de pesos. Esto significa que el BCRA retira de circulación tres de cada cinco pesos emitidos, a cambio de una elevada tasa de interés, para contener el efecto inflacionario del excedente de moneda.

martes, 9 de septiembre de 2014

Ahora los bancos deberán informar compras desde u$s 150.000

La medida complica a Pymes

El BCRA le comunicó a las entidades que desde hoy deberán tener autorización previa para hacer operaciones desde u$s 150.000. Hasta ahora sólo informaban las compras de las empresas por más de u$s 300.000. La medida ya afecta operaciones de importación y pago de servicios de PYMES.



Por Ignacio Olivera Doll.

En otro esfuerzo para detener una fuga de dólares sobre la que no encuentra soluciones, el Banco Central endureció aún más las exigencias que deben cumplir los bancos y corredores para operar en el mercado cambiario. Funcionarios del organismo advirtieron esta mañana a algunos grandes jugadores que, a partir de ahora, deberán informar con anticipación toda compra de dólares mayor a los u$s 150.000 que realicen en el segmento mayorista y esperar, entonces, la autorización oficial para hacerla efectiva.

La nueva restricción empieza a complicar de este modo, aún más, las transacciones que deben realizarse en el sistema financiero para importaciones o pago de servicios en el exterior de empresas pequeñas y medianas (Pymes). El monto se mantenía hasta ahora entre los u$s 200.000 y los u$s 300.000 según la entidad; y sólo esporádicamente había sido fijado en los u$s 100.000 en noviembre pasado, cuando Mercedes Marcó del Pont transitaba sus últimos días al frente de la entidad.

En un banco con buena participación en el mercado de divisas, explicaron a ámbito.com que hace ya algunas semanas se les había impuesto temporalmente la obligación de informar cada operación mayor a los u$s 100.000 cuando estuviera relacionada con alguna importación; y por cualquier importe siempre que estuviera vinculado con un pago de servicios en el exterior.

De esta manera, actualmente ya para todo el mercado la cifra es sensiblemente más baja que la que debía aceptar hasta hace pocos días atrás; y empieza a complicar las transacciones que deben hacer los bancos y corredores a pedido de las pequeñas y medianas empresas.

Este medio se comunicó con la oficina de prensa del presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, para consultar sobre este tema, pero no recibió respuestas. El organismo solía comunicar vía mail cada una de estas exigencias; pero en la nueva gestión se inclinó por hacerlo verbalmente a través de llamados telefónicos y órdenes no escritas.

lunes, 8 de septiembre de 2014

Por nuevo límite al dólar ahorro, medio millón de personas no podrán comprar



Como el ingreso mínimo pasó de $ 7.200 a $ 8.800, el Iaraf calcula que quedarían afuera 500.000 asalariados, que podían comprar el equivalente a u$s 170 mensuales

por MARIANO GORODISCH
Por nuevo límite al dólar ahorro, medio millón de personas no podrán comprar

El miércoles pasado, El Cronista había anticipado que se venían cambios en el dólar ahorro, que el gobierno se encargó de desmentir. No obstante, dos días después elevó el ingreso mínimo para poder acceder al dólar ahorro, que pasó de $ 7.200 a $ 8.800, valiéndose del aumento del salario mínimo vital y móvil de $ 3.600 a $ 4.400, ya que se requiere del equivalente a dos de estos salarios para poder acceder a los billetes.


Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, calcula que, “en promedio, quedarían afuera 500.000 asalariados, que podían comprar $ 1.700, es decir, u$s 170. Por lo tanto, la capacidad de compra mensual bajaría en u$s 85 millones. El Gobierno, con el objetivo de cuidar las reservas, va a instrumentar restricciones. Se había dicho que no se iba a hacer nada y vino esta restricción. Va a evaluar diariamente a cuánto asciende la compra mensualizada. La clave es bajar la expectativa de devaluación del peso”.


En rigor, el rumor que rebotó en la City es que podrían bajar el máximo de compra de u$s 2.000 a u$s 1.000 y elevar la alícuota del 20 al 35%, para igualar al dólar turismo.


Comparando la demanda mensual de dólar ahorro durante el 2014 con la capacidad máxima de compra de los asalariados, en el Iaraf aprecian que en los primeros meses se habrían adquirido, en promedio, un 17% del potencial. Este porcentaje fue en aumento hacia medidos de año, llegando al 33% en agosto, y ahora perfilaba comprarse todo el tope.


En los cinco primeros días hábiles de septiembre, se adquirieron u$s 172 millones de dólar ahorro, lo que supera a lo comprado en todo el mes de febrero (u$s 167,7 millones), marzo (u$s 148 millones), abril (u$s 133,4 millones), mayo (u$s 140,5 millones) o junio (u$s 161,6 millones). Sólo lo supera julio (u$s 205,7 millones), pero de seguir esta demanda mañana probablemente lo superará; y también batirá el récord de agosto, que había sido de u$s 260 millones.


En enero del año que viene habrá un nuevo cambio en el dólar ahorro, ya que el salario mínimo vital y móvil aumentará a $ 4.716, por lo tanto el ingreso para acceder a las divisas deberá ser no menor a los $ 9.432.


Desde la liberalización parcial del cepo, a fines de enero pasado, 2,34 millones de contribuyentes adquirieron por esta vía u$s 1483,8 millones. El ranking de las entidades que más vendieron lo encabeza el Santander Río con el 19,4% del share, seguido por el Galicia con el 12,9%, y por el BBVA Francés con el 12,8%. Luego vienen el Nación con el 7%, el ICBC con el 5,9%, el HSBC con el 5,8%, el Citi con el 5,5% y el Ciudad con el 4,8%. A continuación figuran el Provincia con el 4,5%, el Patagonia con el 3,9%, el Macro con el 3,4%, mientras el Credicoop y el Itaú tienen el 2%.

cronista.com

La inflación subió otro escalón: la proyectan arriba del 35% anual


Las perspectivas económicas Según las mediciones privadas el “piso” mensual es 2%. Impactaron la devaluación y la suba de las naftas. En diciembre prevén la tasa más alta desde 2002. La recesión quita presión. Pero hay temor por la fuerte emisión.



Ezequiel Burgo
“Si la inflación fuera del 25% el país estallaría”, dijo Cristina Kirchner.

Fue en 2012. El país vivió siete años en esos niveles.

Y no estalló. Incluso, los economistas coinciden en que la inflación pegó un nuevo salto: dejó niveles de 25% para situarse por encima del 35%.

La inflación también habría dado un ‘estirón’ a nivel mensual. Durante las últimas semanas, los economistas privados que miden la evolución de los precios a través de relevamientos en comercios o vía internet, detectaron una variación respecto a la temporada otoño-invierno.

- La consultora Elypsis encontró que los precios del último día de agosto fueron 2,6% mayores a los de fines de julio. Fue la inflación, punta a punta, más alta desde marzo. Entre abril y julio había sido menor a 2%. “En base al repunte en las presiones revisamos al alza la inflación a diciembre (38%)”.

- M&S Consultores calculó que en agosto la inflación fue 2,9%, esto es un quiebre respecto al período abril-junio (2% promedio).

- Los relevamientos de Graciela Bevacqua y Fiel habían registrado un salto previamente: julio (2,9%) superó la de los meses abril-junio julio (2,1-2,6%).

El relevamiento del Estudio Bein fue el único que no detectó un despegue de la inflación a nivel mensual. En agosto mostró una desaceleración (2%) respecto a julio (2,2%).

Tanto los relevamientos de Bein como M&S y Elypsis coinciden en un punto: los alimentos suben a un ritmo superior a la inflación.

Los precios en la Argentina durante los últimos 12 meses aumentan cerca del 40%, coinciden los privados: Fiel (40,3%), Bevacqua (39,6%), Elypsis (38,2%), M&S (40,2%) y Bein (34,4%). Para ellos el acumulado de la inflación en lo que va del año está en 22- 24% contra el 16,6% que mide el INDEC.

Cuando faltan cuatro meses para finalizar 2014, la temporada alta de los pronósticos económicos ya se lanzó. “¿Qué inflación proyecto para fin de este año y el próximo?”, preguntan los tesoreros y los gerentes financieros de las empresas. Números hay para todos los gustos.

- El Estudio Bein prevé entre 29% y 32,5% en 2015. “La inflación dependerá si el Gobierno negocia o no el fallo Griesa en enero”, dice Marina Dal Poggetto.

- Luego aparece el rango que va de 35% a 39%: Elypsis (35%), Finsoport (35%) y Analytica (36%).

- Por último, los que vislumbran la crisis de los 40: M&S Consultores, Broda (45%), Ferreres (40%), Econviews (40%), ACM (42%).

Habrá factores que traerán alivio a los precios en los próximos meses.

“La recesión y la caída de la soja”, apunta Orlando Ferreres. Otros, en cambio, ejercerán más presión. Según un cálculo del economista Nicolás Dujovne, entre septiembre y diciembre el Banco Central inyectará $130.000 millones para financiar al Tesoro.

Una de las incógnitas que desvela a los economistas es dilucidar qué harán los argentinos con ese aluvión de pesos: esa mayor oferta podría recalentar el dólar blue. “Y eso alimentará la próxima lucha: la de los ingresos”, dice Ferreres. “Los sindicatos presionarán”.

La inflación dejó el escalón del 25% anual y, a raíz de la devaluación de enero y la suba de las naftas, pegó un salto al nivel más alto en once años. Dal Poggeto cree que podría bajar a 29% si hay arreglo con los buitres. ¿Pero si pasa el 35%? ¿Todo “vuela” como dijo la Presidenta? Martín Rapetti, un economista de la UBA, explica. “Nadie vuela por los aires por una inflación de 30% o 40%. Pero me cuesta creer que se pueda crecer con esas tasas de inflación”.

clarin.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...