martes, 6 de noviembre de 2012

El futuro del dólar blue



Una de las preguntas más frecuentes con las que me enfrento es qué va a pasar con el dólar blue, si va a seguir subiendo y también si van a ir apareciendo nuevas variedades de colores del dólar.

En estos últimos días tuvo una leve suba luego de algunos días de calma. Llegó a 6,44,  luego bajó debido a la aparición de vendedores en el mercado. Luego se mantuvo un poco y los anuncios de ayer lo han hecho subir un poco hoy y así sucesivamente.

Pero más allá de los saltos esporádicos que son reactivos y también especulativos, hay razones lógicas para que el dólar blue esté subiendo y lo seguirá haciendo.

La principal razón está en la alta inflación de Argentina.  Piensen ustedes que a excepción de Venezuela que tiene una inflación del 23%, el promedio del resto de los países de América Latina es del 5% anual. Chile, Perú, Colombia o México tienen una inflación aún más baja, entre el 3 y 4% anual.

Por lo tanto al solo fin de mantener la competitividad, la devaluación del peso tiene que hacerlo a un 20% por año. Es decir que si vemos que el real mantiene su paridad cambiaria con el dólar en, digamos, 2 reales, el peso, que hoy está a 4,72, deberá en un año estar a 5,60 para compensar la diferencia de inflaciones.

Esta  tendencia a subir como explicamos es lo que va a pasar, pero esto  no quiere decir que en el medio a veces suba y a veces baje. Como todo bien en la economía, el dólar a veces se demanda más y a veces menos. Es como el helado, que durante todo el año lo comemos, pero definitivamente lo pedimos más en verano que en invierno.

Vacaciones y dólar

En la medida que las vacaciones de verano se van acercando, la demanda de dólares de los argentinos que piensan viajar al exterior va creciendo. Históricamente los meses de noviembre y diciembre son meses donde la demanda de dólares crece y la oferta de dólares no es significativa.

En noviembre también crece la demanda de dólares de los importadores porque se preparan para el fin de año, que es cuando el consumo tiene un pico importante. Este año debido a las restricciones a las importaciones no va  a ser tan importante como otros años, pero la presión será mayor.

Por el lado de la oferta, no hay muchas novedades. Estos meses no son importantes a la hora de exportar, ya que la mayor entrada de dólares se da en los meses de mayo, junio y julio que es cuando la cosecha de soja sale a la venta.

Pero en años anteriores, en diciembre muchas empresas que compraban dólares durante el año como estrategia financiera a veces debían vender algunos para poder cubrir sus gastos de fin de año, vinculados a aguinaldo, a los bonus de sus asalariados, a mayores importaciones, etc.

Como el control cambiario ha impedido ir adquiriendo dólares, esta oferta adicional no estará disponible en estos meses.

Finalmente en diciembre se concentra un vencimiento importante de deuda externa que es el denominado cupón del PBI que este año debe ser abonado.

La calma después de la tormenta

Esto quiere decir que es esperable una suba del dólar blue de aquí a fin de año, y la respuesta es claramente que sí. Los meses de septiembre y octubre son de calma en el mercado cambiario y se revierte en estos meses.

¿Esto quiere decir que el dólar va a saltar? La respuesta es que no. Seguirá su tendencia creciente en el rango de un 20/25% anual, o para ser más preciso del 2% mensual. Algunas semanas prácticamente no se modificará, y otras subirá un poco más rápidamente. Siguiendo este razonamiento y dado que el dólar esta a 6,30 pesos por dólar, no sería extraño que para fin de año este un 5/7% mas elevado, es decir entre 6,60 y 6, 75.

Como el mercado paralelo es un mercado muy chico en volumen, pequeños montos compradores o vendedores pueden variar mucho sus cotizaciones diarias, pero de ninguna manera evitar su tendencia.

Mientras la inflación tenga los niveles que estamos viviendo y con una emisión monetaria que crece al 40% anual, el camino es solo ascendente.

Si el Gobierno quiere evitar la suba del dólar blue, no se logra con controles o miedos, se logra atacando la causa que origina el problema, que es la inflación.

Tomás Bulat
opinion.infobae.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...