sábado, 18 de octubre de 2014

El Gobierno lanza el bono "dólar linked" por u$s1.000 millones


Es denominado en dólares estadounidenses, pagadero en pesos vinculado a la evolución del tipo de cambio (dollar linked). Será licitado en uno o más tramos


Apostar a un arreglo: cuánto se puede ganar si se compran bonos y se resuelve el problema con holdout Según The Guardian, Obama le tiene "mucho miedo" a Paul Singer


El Ministerio de Economía que conduce Axel Kicillof anunció la colocación de un nuevo bono bajo el sistema de 'dólar linked', por un monto equivalente a 1.000 millones de dólares, que serán licitados en uno o más tramos.

La primera licitación tendrá lugar el próximo jueves por un monto mínimo de 500 millones de dólares, el cual puede ser ampliado, informó el Palacio de Hacienda a través de un comunicado de prensa.

Este título es a dos años, por lo que tiene como fecha de vencimiento el 28 de octubre de 2016 y devengará un interés del 1,75% anual, pagaderos semestralmente los días 28 de abril y 28 de octubre de cada año hasta la finalización del compromiso.

Las ofertas serán recibidas hasta las 15 del próximo jueves y la fecha de liquidación fue prevista para el 28 de octubre de 2014.

En lo que respecta a aspectos técnicos de la colocación, el sistema de adjudicación será bajo modalidad Holandés de Precio Único. Las ofertas podrán canalizarse en dos tramos: competitivo y no competitivo.

El comunicado destacó que "se aceptarán en su totalidad las ofertas que tengan un precio mayor al que se fije como precio de corte", mientras que las ofertas al precio de corte serán aceptadas hasta cubrir el monto a adjudicar, pudiéndose proceder a efectuar prorrateos en forma proporcional a los montos solicitados a dicho precio, según un cable de Telám.

La oferta mínima será por un valor nominal de 50.000 dólares y deberán ser realizadas en firme, únicamente por intermedio del sistema de comunicaciones del Mercado Abierto Electrónico S.A. (el "SIOPEL").

La Moneda de Denominación es "Dólares Estadounidenses", y la de suscripción "Pesos, al Tipo de Cambio Inicial".

Esta es la primera colocación en su tipo de parte del Gobierno Nacional y según fuentes del mercado financiero estaría destinada principalmente a las compañías de seguro.

Estas compañías, varias de ellas dependientes de casas matrices en el extranjero podrán reemplazar la porción de títulos en moneda extranjera que hoy tienen en cartera por este nuevo papel.

iprofesional.com

viernes, 17 de octubre de 2014

Para domar al dólar blue, el Gobierno se muestra decidido a ir a fondo contra las cuevas


Gonella, titular del organismo antilavado, dijo que tienen una “mesa de trabajo permanente” con el Central. Habló del allanamiento de ayer a una “cueva” en Belgrano. Y explicó por qué cree que es “poco estratégico” concentrarse en los arbolitos.

por CRONISTA.COM

Para domar al dólar blue, el Gobierno se muestra
decidido a ir a fondo contra las cuevas

Mientras por un lado el Gobierno sigue poniéndole límites al mercado del dólar oficial –ayer, con una reducción en los plazos para la acreditación por adelantos de importaciones y un cambio en la reglamentación para la repatriación de activos-, por el otro sigue aumentando la presión para mantener bajo control tanto el dólar que surge de las operaciones en la Bolsa como al dólar blue, en este caso, sobre todo a través de allanamientos y mensajes a las cuevas.

En ese marco, Carlos Gonella, el titular de la PROCELAC –la Procuradoría antilavado-, dijo hoy que “por supuesto” tienen la decisión de ir a fondo contra las cuevas y que por eso tienen “una mesa de trabajo permanente con las autoridades del Banco Central para hacer un seguimiento más de cerca y tener un mejor control” sobre esas operaciones “que afectan el normal desarrollo de la situación monetaria y cambiaria” en el país.

En declaraciones a radio Del Plata, Gonella confirmó un operativo realizado ayer contra una cueva que operaba en un local de pago de boletas de la avenida Elcano, en el barrio porteño de Belgrano.

“Hemos hecho muchos allanamientos, 60 con este, la mayoría en el microcentro, pero también detectamos que hay este tipo de cuevas fuera del microcentro y curiosamente son las que más dinero manejan, o por lo menos las que más tienen al momento del procedimiento”, comentó y atribuyó ese hecho a que “en el microcentro se van descargando rápidamente” de los billetes o a que, efectivamente, pueden ser mayores las operaciones que se hacen en las “cuevas” que están alejadas del centro.

“Lo curioso es que lo que sucedió en este local de Elcano nos permitió corroborar que la cueva no solo se dedica a las operaciones marginales de divisas, porque aquí encontramos una mesa de dinero, un lugar en el que clandestinamente se toma plata y se presta a interés por fuera de los controles, lo que demuestra que el problema es más complejo que el de las operaciones”, agregó.

Consultado por el tema de los arbolitos que vocean a la vista de todo el mundo, por ejemplo, en la zona de la peatonal Florida, más visiblemente entre las avenidas Rivadavia y Corrientes, respondió que “sería muy poco estratégico concentrar los esfuerzos en perseguirlos".

“En la absoluta mayoría de los casos son personas con un perfil socioeconómico y culturalmente vulnerable, muchos de los cuales trabajan al borde de la explotación laboral (…) Claramente no podemos criminalizar a estos sectores ni a la gente que va a comprar plata a una cueva”, agregó y concluyó: “Nuestro desafío es concentrar nuestra energía hacia los verdaderos responsables, que son los que fondean la cueva”.

Mientras los allanamientos a las cuevas –y sobre todo, la amenaza latente de esos allanamientos- reduce el mercado del blue, desde que asumió Alejandro Vanoli en el Banco Central, el Gobierno también apuntó a controlar el contado con liqui y el dólar bolsa con mensajes a las sociedades que operan bonos y acciones en dólares y en pesos y, ayer, con una denuncia específica contra los operadores Mariva y Facimex.

cronista.com

Alimentan nuevos buitres para bajar el dólar


Por: Daniel Sticco

Desde la llegada de Alejandro Vanoli al Banco Central el tipo de cambio libre bajó poco más de 6% y en comparación con el pico anotado como valor de cierre el 24 de septiembre la caída se acentúa a 7,7 por ciento.

Para lograr ese objetivo, que frente a la virtual quietud del tipo de cambio oficial para el comercio exterior pese a la erosión que provoca la inflación, determinó un cierre de la brecha máxima de casi 88 a 73 por ciento, no mediaron acciones de política económica destinadas a reordenar las variables claves como déficit fiscal, aumento de la competitividad cambiaria y freno a la emisión como única fuente de financiamiento del rojo de las finanzas públicas, que contribuyeran a cambiar las expectativas.

Por el contrario, se apeló a otra vieja receta, como la intervención en el mercado de capitales con ventas de acciones y bonos en poder de organismos públicos, como la Anses, principalmente, pese a que fue tan probada y fracasada como los controles de precios y el cierre de la economía, aún para insumos y máquinas claves para sostener el proceso productivo y generar divisas con posteriores exportaciones.

Y dado que se trata de operaciones de suma cero, porque a cada vendedor se contrapone un comprador, lo relevante es mirar la tendencia de los precios, los cuales bajan cuando son más los que venden que los que compran y viceversa.

Hoy, con esa pobre estrategia el gobierno nacional está alimentando a los futuros buitres (en la jerga de varios funcionarios), porque les está asegurando sustanciales ganancias en menos de un año, cada vez más acentuada en la medida en que se persista con esa línea sin mediar un plan de fondo.

El Índice Merval de la Bolsa de Comercio acumula una caída de 23% en la primera quincena de octubre, pero en algunas acciones líderes, esto es de alta liquidez, la baja se intensificó a más de 28% en el caso de YPF y 26% en el de Grupo Financiero Galicia, por citar algunos casos. De ahí surge que para volver al nivel previo el mercado deberá experimentar un salto entre 30% en el caso del indicador líder y 40% en el de los papeles de la petrolera.

En el caso de los bonos de la deuda pública, los más transados pasaron de ofrecer una renta anual en dólares de 11 a 12 por ciento, a casi 20 por ciento, en contraste con 4 o 5 por ciento que pagan diversos países de la región.


Baja porque subió y sube porque se especula

Claramente, la pérdida mencionada se relativiza porque surge luego de un recorrido inusualmente alcista, al menos en valores nominales, alimentada hasta fines de junio por la expectativa de un arreglo entre el gobierno y los holdouts con los acuerdos que se fueron cerrando con empresas que litigaban en el CIADI; el Club de París y últimamente con el pago a Repsol por la expropiación de su tenencia mayoritaria en YPF, y desde julio por la incertidumbre que disparó el default parcial de la deuda pública.

Pero la ganancia que seguramente provendrá a partir de enero de 2015 si se accede a una negociación con los bonistas que recibieron la ratificación del fallo favorable del juez Thomas Griesa luego del supuesto o posible vencimiento de la cláusula RUFO, a un poco más adelante si se afirman las expectativas de un giro de política con un nuevo gobierno que se muestre amigable con los mercados y organismos internacionales, será equivalente a la que buscan los fondos especulativos que tanto se ocupan las autoridades del gobierno en demonizar.

Los beneficios serán aún más singulares, para los amantes de tomar riesgo con operaciones más sofisticadas, como las opciones, para quienes se anticipen al cambio de tendencia de los precios. ¿Serán catalogados como buitres, simplemente por ser inversores que concurren libremente a un mercado de competencia en el que según las expectativas adoptan posturas compradoras o vendedoras, de suma cero. Y por tanto se alentará en lo que resta de mandato más controles y regulaciones?.

infobae.com

El BCRA limita aún más la salida de divisas a través del mercado formal


El directorio de la entidad publicó dos nuevas resoluciones que dificultan adelantar pagos de importaciones y desarmar inversiones en la economía real

por MATÍAS BARBERÍA Buenos Aires
Alejandro Vanoli, titular del Banco Central


El Banco Central (BCRA) cuida sus divisas centavo por centavo. Ayer el directorio de la entidad publicó dos nuevas resoluciones que buscan limitar el adelanto de pagos de importaciones y limitar la repatriación de inversión extranjera directa, al tiempo que la mesa del organismo compró u$s 25 millones en el mercado cambiario para sostener las reservas internacionales. Hoy, las tenencias de la entidad sufrirán un golpe importante cuando pierdan algo menos de u$s 250 millones como resultado del vencimiento del Bonar X.

La promesa de regulación que acompañó al desembarco de Alejandro Vanoli al frente del BCRA a principios de este mes se concreta casi semanalmente. El directorio de la entidad publicó ayer dos nuevas resoluciones tendientes a dificultar la salida de divisas del país en dos casos específicos: el pago de importaciones y la repatriación de inversión extranjera directa.

En el caso de los importadores, el BCRA redujo de 365 a 120 días el plazo para acreditar el ingreso aduanero de una importación luego de adelantar el pago de la misma.

“Aquellos importadores que anticipen pagos de las operaciones de comercio exterior que realicen tendrán en adelante 120 días para acreditar el efectivo ingreso de los bienes que importaron”, resumió un comunicado del BCRA.

En el caso de bienes de capital, según la comunicación A 5647, “el plazo para demostrar el registro de ingreso aduanero será de 365 días corridos a partir de la fecha de acceso al mercado local de cambios”.

Para el resto de los bienes desde hoy el plazo se redujo a un tercio. Además, la resolución establece que en caso de necesitarse una prórroga –por características propias de la compra o problemas en el envío– los bancos intervinientes no podrán otorgar prórrogas en los plazos. Sólo el BCRA podrá analizar estas excepciones.

La incertidumbre cambiaria suele incentivar el adelanto de la compra de divisas para importaciones, porque una eventual suba del dólar premia con una ganancia financiera al tempranero. También, señalan, evita compras falsas con fines puramente especulativos.

“No creo que afecte mucho a las pymes porque los pagos se hacen en plazos más cortos”, dijo un corredor cambiario. “Al que puede molestar es al comercio intra firma, el caso clásico es el de las automotrices, que sí se maneja a plazos largos”, agregó. “Esto significa un endurecimiento de las condiciones en las que se está desempeñando el comercio exterior. Si tenemos en cuenta que el 90% de lo que ingresa es insumo de industria y campo, esto se vuelve más que complicado”, dijo Daniel Ponce de la Cámara de Importadores (CIRA).

“Para que empiece el proceso de importación de muchos insumos complejos necesitas adelantar al menos el 50% del pago”, dijo Ponce.

La otra resolución publicada ayer, la A 5449, es más específica. Según explicó un comunicado del BCRA, afecta “la repatriación de inversiones directas en el sector privado no financiero, en empresas que no sean controlantes de entidades financieras locales, y/o en propiedades inmuebles”.

Es decir que limita la posibilidad de acceder al mercado de cambios a personas físicas y jurídicas extranjeras que deseen deshacer parte o todas sus inversiones en la economía real. Para hacerlo, deberán demostrar que ingresaron la inversión original a través del mercado de cambios formal y que el capital permaneció al menos un año en el país. Todas normas que ya rigen desde el 28 de octubre de 2011: lo nuevo es que ahora se aplican a fondos que entraron al país antes de esa fecha para “ evitar maniobras de carácter cambiario con activos reales”, según detalló el BCRA.

cronista.com

jueves, 16 de octubre de 2014

Vanoli sostiene su ‘pax cambiaria’ pero no a las reservas: cayeron u$s 177 millones



El dólar mayorista se mantuvo sin cambios en $ 8,473 y el blue cayó a $ 14,70. Pero pagos a organismos internacionales golpearon a las reservas

por MATÍAS BARBERÍA Buenos Aires

Con compras por u$s 20 millones el Banco Central (BCRA) mantuvo al dólar oficial sin cambios al tiempo que las trabas a las operaciones cambiarias en el mercado bursátil ayudaron a que el contado con liquidación, el dólar bolsa y el dólar informal terminaran con bajas el día de ayer. La "pax cambiaria" que sostiene el titular de la autoridad monetaria, Alejandro Vanoli, dejó al mayorista en $ 8,473, al blue cinco centavos abajo en $ 14,70 y al dólar implícito en activos financieros en $ 13,25 pero no alcanzó para evitar una caída de reservas por pagos a organismos internacionales. Las tenencias internacionales de la autoridad monetaria perdieron u$s 177 millones ayer y cayeron a niveles de abril pasado.

Vanoli parece haber logrado un momentáneo control de las variables cambiarias en los pocos días que lleva al frente del BCRA. Pero ayer, las bajas de los tipos de cambio paralelos, el freno al dólar oficial y las trabas a las compras de importadores que le ayudaron a adquirir u$s 20 millones no evitaron una caída de reservas.

Un vencimiento Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), una agencia dependiente del Banco Mundial, por u$s 147 millones que le dieron un golpe fuerte a las reservas. El pago de importaciones energéticas por u$s 37 millones y otro por operaciones a través del sistema de comercio regional con monedas locales completaron el saldo negativo.

La propia presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que sigue día a día los datos de entrada y salida de divisas para las arcas del BCRA, justificó la caída de ayer en el financiamiento que la entidad de fomento hace de planes sociales.

A falta de divisas para sostener las reserva, Vanoli se conformó con frenar a cero al dólar oficial.

"La estrategia desplegada por el Central tuvo el objetivo no declarado pero asumido por el mercado de mantener un ajuste muy paulatino del tipo de cambio y en consecuencia diseñó un camino para hoy que no desembocó en un aumento de los precios del dólar. El mantenimiento del acentuado cerrojo cambiario permitió que por segunda jornada consecutiva la intervención oficial finalizara con un saldo positivo", analizó un corredor cambiario en un mail a sus clientes.

El total operado ayer en las dos plazas mayoristas locales ascendió a u$s 226 millones, algo menos de lo que se operó en la rueda anterior.

Según los últimos datos de la Cámara de la Industria Aceitera-Centro de Exportadores de Cereales, hasta las liquidaciones de exportaciones del agro promedian u$s 77 millones al día. Ese ingreso no alcanza para que el BCRA haga compras de relevancia. "Es de destacar que las compras y ventas que hace diariamente el BCRA desde principio de mes para mantener el precio de la divisa y dar liquidez, asciende solo a un saldo negativo de 50 millones de dólares, debido a las restricciones para el pago de importaciones y teniendo en cuenta el magro ingreso de los exportadores en esta época del año", dijo otro corredor cambiario.

El dólar oficial avanza 0,51% en lo que va del mes y 29,9% en lo que va del año. El blue, con la baja de ayer, pierde 6% en octubre y avanza 44,84% en el año. La brecha entre esas dos cotizaciones cayó ayer a 73,50% después de haber rozado el 90% en los últimos días del mes pasado.

También el "contado con liquidación" –una operación cambiaria que consiste en comprar bonos con pesos para luego revenderlos a cambio de dólares fuera del país– y el "dólar Bolsa" –la misma maniobra pero concretada dentro del país– están en números negativos en lo que va de octubre.

El liqui retrocede 12,7% a $ 13,25 en lo que va del mes y el Bolsa 12% a $ 13,23.

cronista.com

miércoles, 15 de octubre de 2014

Lebac: el BCRA deja de ‘aspirar’ e inyecta unos $ 400 millones


A pesar de la ayuda de bancos públicos, que acercaron ofertas por las Lebac, el BCRA no pudo esterilizar. La base monetaria se expande casi 20% interanual

por MATÍAS BARBERÍA Buenos Aires

Ayer el Banco Central (BCRA) no pudo renovar todos los vencimientos de letras y notas con las que regula la masa monetaria, con lo que debió expandir en $ 400 millones el dinero circulante en la economía e interrumpió así la "aspiradora" de pesos que viene trabajando a toda potencia desde inicios del mes pasado. En el mercado cambiario, la autoridad monetaria compró u$s 20 millones y dejó que el dólar oficial avanzara 7 milésimas hasta los $ 8,473 por unidad. El blue se mantuvo estable en torno a $ 14,80.

En la segunda semana de Alejandro Vanoli al frente del BCRA la aspiradora de pesos con la que su antecesor, Juan Carlos Fábrega, retiró $ 15.600 millones de la plaza en septiembre y $ 88.859 millones a lo largo de este año no pudo funcionar. La base monetaria se expande al 19,8% interanual.

A pesar de enfrentar vencimientos relativamente modestos por $ 7.036 millones –la semana próxima vencen más de $ 10.000 millones y a la semana siguiente cerca de esa cifra– el convulsionado panorama de tasas de corto plazo hizo que los bancos se guardaran parte de su liquidez. Las ofertas de las entidades por las Lebac que licita el BCRA alcanzaron ayer los $ 7.872 millones que, contando intereses de los papeles que vencían, arrojaron un saldo monetario levemente expansivo.

La expansión monetaria podría haber sido mucho mayor de no ser por la ayuda que el Banco Nación le dio a la entidad conducida por Vanoli. Según operadores, el principal banco público colocó una sola ficha de más de $ 3.000 millones en la letra más larga, a 357 días. Las letras más largas son las que menos interés privado captan y las colocaciones de entidades públicas en esos plazos le dan una mano importante al esfuerzo del BCRA por, al menos, no expandir la base monetaria.

La tarea de retirar pesos es más difícil para Vanoli de lo que lo era para Fábrega porque este último retiró casi $ 90.000 millones en el año con Lebac a tasas que rozaron el 30% tras la devaluación de enero. La aspiradora de Fábrega ayudó a contener la corrida cambiaria en el primer trimestre pero dejó como resultado enormes vencimientos de letras que hacen son muy difíciles de superar cada martes (para "esterilizar" pesos el BCRA necesita que los bancos coloquen más de lo que vence).

A pesar de que la liquidez bancaria alcanzaba al 39% de los depósitos en pesos, buena parte de esa liquidez está puesta en letras con lo cual los bancos son reticentes a concentrar todo su balance en un sólo tipo de activo y limitan sus colocaciones.

Además, un desajuste en la tasa de interés de corto plazo que ya lleva más de una semana mantiene a las entidades financieras más interesadas en los pesos contantes y sonantes que en los títulos del BCRA.

Ayer el "call" a un día entre entidades de primera línea trepó al 34%. Estos préstamos cortos son parte esencial del fondeo de muchos bancos, sobre todo los más chicos en materia de captación de depósitos, y determinan mucho las ganas de los operadores de deshacerse de sus pesos a cambio de Lebacs a no menos de 3 meses de plazo.

"Estamos todos los bancos con bastantes Lebacs, cuando vino el pasaje de Fábrega a Vanoli esperábamos un relajamiento de tasas que no ocurrió y quedamos mal parados. Se está dando una dinámica muy particular que, para mi, se soluciona en el corto plazo, unos 15 días", dijeron en la mesa de un banco.

En el mercado cambiario, el BCRA avaló una suba del dólar oficial y compró u$s 20 millones en una rueda en la que cambiaron de manos u$s 256 millones. Datos de la Cámara de la Industria Aceitera-Centro de Exportadores de Cereales muestran que la semana pasada ingresaron a razón de u$s 77 millones por día de liquidaciones de exportaciones, frente a los u$s 44 diarios de la semana anterior.

cronista.com

"Contado con liqui": se prevé otra limitación


La Comisión Nacional de Valores (CNV) avanzaría ahora en una nueva normativa que exigirá a los agentes del mercado contar con su autorización antes de realizar transferencias de bonos al exterior y hacer operaciones de contado con liquidación.

La intención, según ya anticipó este diario, es replicar el esquema que se utiliza actualmente para compras de dólar "ahorro" a través de la AFIP, y desalentar así la dolarización que se da por esa vía sin necesidad de pasar por el mercado cambiario.

La iniciativa, que sobrevolaba ayer con más fuerza en las mesas de la city, está a tono con el objetivo de Alejandro Vanoli: derrumbar el tipo de cambio que está implícito en las operaciones de bonos, considerado desde siempre el precio "mayorista" que tiene el dólar paralelo en el mercado, que en buena parte sirve de referencia a las cuevas para fijar la cotización del "blue".

El contado con liquidación cayó un 7% en los últimos tres días y volvió a ampliar su brecha con el billete. Fue, en buena medida, luego de que el Gobierno presionara a las aseguradoras para que vendieran sus títulos en dólares, generar una sobreoferta en el mercado local y abaratar así estas operaciones de arbitraje.

El tipo de cambio que está implícito en esta compra-venta de acciones y bonos se desplomó de $ 14,27 a $ 13,24 sólo entre el último miércoles y ayer. El Boden 2015, que vence el 3 de octubre del año próximo, rendía ayer más del 20% anual en dólares.

En el mercado descuentan que esta maniobra garantizará una "calma" aparente y transitoria en los tipos de cambio de los mercados paralelos, pero consideran que no será suficiente para mantener en el tiempo este escenario.

Existe, por el momento, cierta resistencia y cautela al pedido oficial de vender bonos en dólares: "En una primera etapa las aseguradoras ya creen que han cumplido con las ventas de bonos, por lo que de ahora en más esperarán a ver qué les dice el Gobierno", comentó ayer a este diario un operador bursátil con trayectoria, a quien en la City identifican como el "agente Pi". Así, el mercado de bonos podría mostrar una mayor firmeza en los próximos días (como la que se vio ayer) y hasta un pequeño rebote. Pero una vez que el Gobierno conozca los pasivos en dólares que tienen las compañías (pidió este jueves esa información, con un plazo de 5 días), la tendencia podría revertirse: "Vendrá otra rueda de presiones y, nuevamente, otra baja en los bonos; seguro a partir del viernes o lunes que vienen", agregó el operador.

Con todo, el plan oficial para perpetuar la baja en el contado con liquidación ya estaría redactado: la normativa exigirá a los agentes del mercado que esas operaciones tengan que contar, antes de concretarse, con la autorización oficial. De ser así, dicen los ejecutivos, el Gobierno logrará que se reduzcan a un mínimo las operaciones (un efecto ya probado en muchos sectores de la economía).

ambito.com

jueves, 9 de octubre de 2014

Golpe al "dólar liqui": la venta de acciones en el exterior pagará 35% de Ganancias


A la intervención y los fuertes controles y advertencias para los agentes de bolsa y bancos, la AFIP suma este impuesto para restarle liquidez a la operatoria local

por JULIAN GUARINO Y DOLORES OLVEIRA

Golpe al "dólar liqui": la venta de acciones en el exterior pagará 35% de Ganancias
La avanzada del Gobierno sobre el dólar contado con liquidación parece no detenerse. El objetivo es claro: restarle valor a la cotización implícita que surge de estas operaciones y que se toma como referencia (ayer cerró en $ 13,77). La salida de dólares preocupa al Gobierno, las reservas del Central se ubican por debajo de los u$s 28.00 millones, y si bien el mercado del blue parece controlado, para los especialistas se trata de un control ficticio, dependiente de fuertes advertencias a quienes habitualmente operan en él. No obstante, la batería de medidas para reforzar los controles no se detiene. El drenaje de divisas es uno de los puntos más débiles del Banco Central, que no sólo pierde reservas, sino que debe prestarle al Tesoro para cubrir sus erogaciones, debilitando su posición patrimonial.

Bajo siete llaves, la AFIP guardó un cambio que dará vuelta la ecuación que manejan propios y extraños a la hora de hacer la compra en pesos de acciones en bolsa y la venta simultánea de esos mismos papeles de empresas en una bolsa extranjera contra dólares: lo que se conoce como "dólar liqui". Y es que si bien estaban exentas, ahora ha comenzado a regir una tasa de impuesto a las Ganancias para esas operaciones del 35%.

"La ley 26.893 estableció que las ganancias obtenidas por las personas físicas y sucesiones indivisas por venta de acciones, cuotas partes, participaciones sociales, títulos, bonos y demás valores, que no coticen en bolsas o mercados de valores o que no tengan autorización de oferta pública están gravadas a la tasa del 15%. En cambio, si cotizaban, las ganancias se consideran exentas", recordó Marcelo Rodríguez, de MR Consultores.

Sin embargo, si bien los papeles que cotizan en la bolsa local sólo están exentos cuando las operaciones se realicen en esa plaza, cualquier negocio que tenga lugar en una plaza del exterior –sea un papel argentino o extranjero– pagará Ganancias.

"La AFIP dispuso que la exención prevista en el artículo 20 alcanza exclusivamente a aquellas enajenaciones que se realicen a través de bolsas y mercados de valores autorizados por la Comisión Nacional de Valores (CNV). Con esta aclaración también queda claro que no estarán alcanzadas por la exención aquellas enajenación de valores que teniendo autorización para cotizar, no lo hicieran", sostuvo el especialista Andrés Edelstein, de PriceWaterhouse Coopers.

Es decir que la AFIP determinó que la venta de acciones que coticen en bolsas o mercados de valores del exterior no sólo está gravada con el Impuesto a las Ganancias, sino que además la alícuota de imposición no se limita al 15% que había establecido para aquellas acciones que no cotizaban en mercados abiertos en la última reforma impositiva para la renta financiera, sino que se aplica al 35%.

Si bien en la AFIP prefirieron no hacer comentarios, oportunamente argumentaron que esta interpretación guarda relación con lo manifestado por el diputado Roberto Felletti, quien en el debate parlamentario a propósito del impuesto a la renta financiera expresó que "la reforma es consistente con la modificación de la ley de mercado de capitales... que está procurando aumentar el volumen de ahorro en valores de este país". Las acciones más utilizadas para esta operatoria son Tenaris, Grupo Financiero Galicia y Banco Macro por la alta liquidez que tienen en ambos mercados.

cronista.com

martes, 7 de octubre de 2014

Por presión oficial en todos los frentes, se desinflan los dólares paralelos y el blue perfora los $ 15


El mercado informal se pinchó tanto en precio como en volumen. El blue cayó 45 centavos por la restricción de pesos del BCRA, la baja del liqui y los llamados oficiales

por SOFÍA BUSTAMANTE Buenos Aires


Ayer el gobierno combatió la suba del dólar por todos los frentes: mercado oficial, paralelo, contado con liqui y Mep. El objetivo se cumplió, contuvo a todas las versiones, e incluso el blue perforó el nivel de los $ 15, hasta cerrar en $14,85, lo que significó una baja de 45 centavos respecto del viernes. Sin embargo en la City aseguran que se trató de una victoria efímera, ya que la tendencia de fondo sigue siendo alcista.

Según informaron fuentes del mercado cambiario, el Banco Central (BCRA) "no entregó efectivo y complicó la operatoria del dólar paralelo". De hecho la falta de liquidez se pudo comprobar además en el Call, que se disparó a 31%, muy por encima del nivel de la semana pasada, dado que el martes los préstamos a un día entre bancos se negociaban a 11%.

Si bien la presión no siempre logran enfriar al blue, esta vez las cuevas optaron por ceder ante la voluntad del gobierno.

Sucede que los avances del "contado con liqui" y el dólar Mep también fueron contenidos, una acción que suele influir sobre el mercado informal. El primero cayó 5,5%, se hundió desde $ 15 hasta cerrar en $ 14,20 de la mano de las ventas de bonos de la Anses, mientras que el segundo mientras que el segundo ascendió levemente, 13 centavos, a $ 14,21.

Por su fuera poco, no faltaron los llamados a las cuevas: "El blue bajó a $ 14,85 y después se murió el mercado. Recibieron un par de llamadas y optaron por dejar todo y volver a sus casas", comentó un operador que pidió no ser identificado.

También hay que destacar que fueron muy pocas los negocios concretados, y por sumas muy pobres.

En el terreno oficial tampoco hubo mucho volumen. Las fuentes del mercado señalaron que el Central "dejó operar y recién apareció sobre el final, donde barrió con todas las posturas hasta hacer caer el precio". No obstante, el dólar mayorista cerró medio centavo arriba, en $ 8,455.

Lo que logró la autoridad monetaria, es impedir que la divisa estadounidense terminara en el máximo intradiario de $8,472.

Así explicaban los operadores la estrategia del BCRA: "Lo fuerte se negoció en $ 8,465 y $ 8,47, para que después el Central fijara el precio como mejor le conviene". De hecho, la fuente citó el precio de referencia, $ 8,465, que está un centavo arriba del precio en el que cerró.

En el spot el monto fue de casi u$s 220 millones: en el Siopel se operaron u$s 80 millones y en el Mercado Electrónico de Cambios (MEC) u$s 119 millones.

En cuanto al mercado de futuros, el volumen fue ínfimo: u$s 11 millones. Para fin de año se pactó un dólar a $ 8,9765 en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y a $ 9,005 en Rofex.

En tanto, el dólar ahorro y el dólar tarjeta, quedaron en $ 10,18 y $ 11,46 cada uno.

Por otro lado, la suba del Call respondió a una tendencia alcista que comenzó al semana pasada. El martes comenzó el ascenso sostenido, pasó del 11% al 23% del miércoles y luego al 26% el jueves, hasta que el viernes tocó un 28%, ayer subió tres puntos más. Desde la mesa de dinero de un banco informaron que se trata de una sumatoria de factores, entre las cuales sobresalen la contracción monetaria de septiembre y el armado de las entidades a principio de mes.

De esta manera, en la City coinciden en que "por un par de días" el dólar puede seguir debilitado. "Esta serie de presiones no es algo nuevo, ya lo vimos otras veces, y siempre pasa lo mismo, afloja por unos días y después vuelve a repuntar, ya que estructuralmente no hay cambios", aseguró una fuente.

Pese a la venta, las arcas se ubicaron en los u$s 27.754 millones, u$s 5 millones más que el viernes.

cronista.com

domingo, 5 de octubre de 2014

Vanoli entró con el pie izquierdo: el Central está de paro y faltan billetes justo en días de pago de sueldos

ACTUALIDAD Por Juan Manuel Barca Domingo 05 de Octubre de 2014 06:00:00

Desde el lunes la entidad está paralizada por un reclamo salarial. El faltante de dinero ya se siente en momentos en los que se aproxima la fecha de liquidar salarios. Vanoli convocó al personal pero le redoblaron la apuesta. Funcionarios K, en la mira



Asambleas, cajas cerradas y playas sin camiones de caudales. Con ese escenario se encontró este viernes Alejandro Vanoli al asistir al Banco Central, 24 horas después de asumir como nuevo director de la autoridad monetaria, en reemplazo de Juan Carlos Fábrega. Y en las próximas horas podría enfrentar un panorama más complicado, con faltante de dinero en los cajeros, justo cuando los asalariados tienen que cobrar sus sueldos.
Desde el lunes pasado, la entidad está prácticamente paralizada por una huelga en reclamo de un plus salarial para sus 2.700 empleados. La misma había sido acordada con el ex titular del Central, pero por internas dentro de la mesa del directorio, la liquidación nunca llegó a concretarse y el conflicto ahora se trasladó a la nueva gestión.
A raíz de la protesta, Vanoli convocó el viernes último por la mañana a todo el personal en el hall del banco, donde se llevan adelante las asambleas. Frente a más de 1.500 trabajadores, pidió que le dieran tiempo para analizar el reclamo, se comprometió a abrir una mesa de diálogo y, en un intento por mostrar empatía con sus dependientes, recordó su número de legajo al iniciar su carrera en el Central, en tiempos de Ricardo Alfonsín y Carlos Menem.
Sin embargo, el guiño del flamante director cayó mal y encendió aun más los ánimos de los trabajadores que, acto seguido, votaron extender la medida por otras 72 horas hasta el martes próximo, por considerar que no han tenido respuestas concretas desde que retomaron hace dos semanas el conflicto iniciado el 19 de mayo pasado.
En respuesta, las autoridades del BCRA debieron poner en marcha un plan de contingencia, previsto para casos de terrorismo e inseguridad, por el cual el sistema de comunicación pasa a ser controlado por los gerentes a través de puestos remotos.
Con todo, el impacto de la medida se sintió y complicó muchas de las operaciones de la entidad, que ya no recibe camiones de caudales.
Para la comisión interna, la huelga tiene un alto acatamiento que no se veía desde el 2004, cuando el personal del BCRA le hizo una huelga a Alfonso Prat Gay por reclamos salariales, cinco meses antes de que concluyera su mandato y fuera reemplazado por Martín Redrado, quien al igual que Vanoli llegó a ese puesto tras dirigir la Comisión Nacional de Valores (CNV).
Faltante en cajeros
"Es el quinto día que no salen caudales y empieza a afectar al tesoro de los bancos. El lunes habrá faltante en algunos cajeros", advirtió a iProfesional el delegado Nicolás Rodríguez.
En vistas de la profundización del conflicto, las autoridades acopiaron este viernes fondos a través del Banco Nación y el Provincia. Ambas entidades son utilizadas en situación de emergencia y permitieron en este caso mantener la plaza abastecida durante casi toda la semana.
Lo cierto es que el último día hábil de la semana comenzó a sentirse el faltante en algunos bancos y más de uno ya está al límite, en medio de fechas pico por la salida de efectivo para el pago de sueldos.
En esa situación quedó el Banco Provincia, tras abastecer a todos sus cajeros automáticos y separar fondos para salarios de docentes y municipales.
"No quedó más nada", reconoció el secretario general de la seccional Buenos Aires de la institución, Sebastian Etchemendi, cercano a los delegados del BCRA.
El mismo alerta fue trasmitido por seccionales del interior del país, al advertir que este fin de semana "podría escasear el dinero en cajeros automáticos" de las provincias.
Los empleados públicos del BCRA reclaman "que se cumpla el acuerdo que tienen los trabajadores de la entidad, tendientes a reajustar ítems no convencionales" y otros aspectos vinculados con planes de salud y la incorporación de  empleados de empresas tercerizadas.
"También resulta urgente que este Banco atienda, como sí lo hacen otros Bancos y Organismos del Estado, el nefasto impuesto al salario, mal llamado Ganancias", señalaron los delegados de la comisión interna a través de un comunicado.
En tanto, el sindicato de La Bancaria liderado por el oficialista Sergio Palazzo, decidió avalar las medidas y publicó una declaración en apoyo al reclamo, sin confrontar con las nuevas autoridades del BCRA, a las que vería con mejores ojos que a sus antecesoras. En línea con la óptica de Kicillof, Palazzo criticaba la política impulsada por Fábrega de subir las tasas de interés, por su impacto negativo sobre el empleo y la actividad.
Pese a todo, en los próximos días, el gremio retomará el plan de lucha por el Impuesto a las Ganancias y la defensa del convenio colectivo. El martes 7, jueves 8 y martes 14 habrá movilizaciones por la city porteña y asambleas en los puestos de trabajo. Luego, el 16, realizarán una marcha nacional al Congreso. Y en la segunda quincena no se descarta la posibilidad de un paro nacional bancario.
"Actualmente hay un fuerte debate sobre el impuesto a las Ganancias sobre los salarios, nuestro aumento fue de un 29% de punta a punta en un sólo tramo, se ve disminuido en algunos casos hasta en un 6% por la no actualización del mínimo no imponible en las escalas; hemos parado por esto, el Gobierno sigue sin dar respuesta", dijo Palazzo.
Funcionarios, en la mira
Vanoli no es el único funcionario que enfrenta protestas sindicales. Axel Kicillof y Mariano Recalde también vivieron hace poco y en carne propia los reclamos de sus respectivos empleados.
A mediados de septiembre, un grupo de trabajadores del Ministerio de Economía se movilizó al Congreso en momentos en que el jefe del Palacio de Hacienda concurría a la Cámara Baja para presentar el proyecto de Presupuesto 2015.
Con carteles que decían "pago de la compensación en Hacienda", "más salario" y "el 28 por ciento no alcanza", los empleados enrolados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se concentraron frente a las puertas de Diputados sobre la avenida Rivadavia.
Los trabajadores se apersonaron donde Kicillof dio el informe del Presupuesto acompañado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y allí le repartieron a los diputados una nota en la que explicaban que "cerca del 70 por ciento de los empleados se encuentran bajo contratos precarios".
El 21 de agosto, el titular de Economía había vivido una situación aun más incómoda cuando unos 500 trabajadores subieron hasta el quinto piso del Palacio, donde se encuentra su despacho, y denunciaron con afiches que mientras Kicillof cobra $87.000 por mes, la categoría salarial más baja percibe $4.795 netos.
En tanto, Recalde se enfrentó el mes pasado con la Federación Argentina del Personal Aeronáutico (FAPA), que agrupa a cinco sindicatos del sector y reclamaba un aumento salarial del 35%.
Luego de que la organización convocara a un paro de 24 horas en Aerolíneas Argentinas, el jefe de la entidad y líder de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), Edgardo Llano, denunció que el presidente de la línea aérea amenazó con "cerrar la empresa" estatal, "crear un procedimiento de crisis y despedir gente" si iban al paro.
Durante el conflicto, Recalde se quejó de que "Aerolíneas es insostenible con esta irracionalidad de los gremios" y hasta advirtió con llevar al Congreso un "plan de reestructuración".
Finalmente, la FAPA suspendió las medidas y aceptó la propuesta del 28,15% de aumento ofrecido por la empresa, aunque en realidad, si se computa el bono por única vez incorporado, el acuerdo llega al 30% y contemplaría un mecanismo para que los trabajadores no paguen Ganancias.

iprofesional.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...