viernes, 10 de julio de 2015

Emisión sin freno: la Base Monetaria es récord y el dólar implícito supera los 15 pesos


Juan Gasalla
Por: Juan Gasalla jgasalla@infobae.com

El circulante y los depósitos a la vista sumaron $510.000 millones
a principios de mes.
Al dividir el monto por las reservas del Banco Central
resulta un dólar de "convertibilidad" de 15,08 pesos

Crédito: Bloomberg

Según los últimos datos brindados por el Banco Central, actualizados al pasado 3 de julio, la Base Monetaria alcanzó un monto récord de $510.594 millones, con un aumento de 10,4% desde el cierre de 2014, cuando llegó a 462.564 millones de pesos.

En la Base Monetaria se suman la circulación monetaria (billetes y monedas en poder del público y efectivo en entidades financieras) y depósitos de los bancos en cuenta corriente en pesos en el BCRA. Esta emisión de moneda se traduce en su mayor proporción en giros al Tesoro nacional por distintos conceptos, que permiten al Gobierno afrontar parte del cuantioso déficit fiscal. Este financiamiento se complementa con deuda emitida por el propio Tesoro y aportes del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS.

La cantidad de pesos en manos del público no aumentó a un ritmo mayor por la intensa tarea de absorción de liquidez de pesos excedentes en la economía a través de las Letras y Notas que emite el Banco Central (LEBAC y NOBAC). El incremento de los pesos en la economía se mantiene aún en un nivel semejante al de la inflación: según datos preliminares de la consultora Elypsis, la inflación en el primer semestre del año acumuló un incremento de 10,9%, con un promedio de 1,7% mensual.

LA BASE MONETARIA REPRESENTA U$S56.000 MILLONES, UN 10,8% DEL PBI ARGENTINO

En una comparación interanual, el incremento de la Base Monetaria asciende a 29,8%, desde los $393.233 millones del 3 de julio de 2014, frente a una inflación acumulada en doce meses entre 27 y 29 por ciento, según los relevamientos de consultoras y entes estadísticos provinciales.

Si bien el aumento de la Base Monetaria a la par de la inflación evita una espiralización de precios, pone a la vez un piso muy alto y difícil de quebrar para el encarecimiento de bienes y servicios que hace ineficaces los esfuerzos oficiales como el del programa "Precios Cuidados".

La masa de billetes aumenta su tamaño en comparación al PBI si se toma en cuenta el estancamiento de la actividad económica y el ritmo de suba del dólar, de apenas 6,6% desde que comenzó 2015. Con un dólar oficial a $9,1175 en el mercado mayorista, la Base Monetaria representa unos u$s56.000 millones, aproximadamente un 10,8% del PBI, estimado en 517.500 millones de dólares al cierre de 2014. Al 30 de diciembre del año pasado significaba el equivalente a u$s54.069 millones, un 10,4% del PBI.

Hay 15 pesos por cada dólar en las reservas

En el transcurso de 2015 las reservas internacionales del Banco Central aumentan un 7,7%, desde los u$su$s31.443 millones con que concluyeron diciembre del año pasado a los u$s33.849 millones consolidados al pasado 3 de julio. Por ese motivo, de la relación entre reservas y Base Monetaria resulta un tipo de cambio implícito de 15,08 pesos por cada dólar.

Dos iniciativas encaradas por el Banco Central contribuyen a que esta relación teórica o de "convertibilidad" entre pesos emitidos y dólares en reservas no sea explosiva este año. La primera es el aumento de activos internacionales en las arcas de la entidad emisora a través de los distintos tramos del "swap" con el Banco Central de China, que desde octubre pasado representaron ingresos por al menos u$s4.800 millones equivalentes en yuanes.

La otra iniciativa, que contribuye a evitar una inflación aún más elevada que la de 2014, es la absorción de pesos con la colocación de deuda cuasifiscal (LEBAC y NOBAC), con tasas de interés cercanas al 30%, cuyos vencimientos recaerán en 2016, con el nuevo Gobierno. En 2015, el BCRA emitió títulos por $88.212 millones, con un incremento de 31% en el primer semestre del año, para totalizar al 30 de junio 370.347 millones de pesos (7,8% del PBI al tipo de cambio oficial).

infobae.com

martes, 3 de marzo de 2015

Desendeudamiento? Las reservas del Banco Central se sostienen sólo por la toma de deuda


Por: Redacción Nexofin

Pese al mayor drenaje de dólares de los últimos trece meses, el organismo recibió las divisas que entraron al sistema financiero local por la deuda que colocaron la petrolera YPF y el Gobierno de la Ciudad

El Banco Central sufrió en estas semanas la mayor fuga de dólares de los últimos trece meses en el mercado cambiario.

De acuerdo a lo publicado por el diario Ámbito Financiero, las ventas ya superaron los u$s 600 millones en las últimas 13 ruedas y febrero cerró con un saldo negativo de u$s 376 millones. Influyó además la menor liquidación de cerealeras y el atraso del tipo de cambio oficial.

De todos modos el drenaje de dólares no se nota en las reservas porque, al mismo tiempo, el organismo recibió las divisas que entraron al sistema financiero local por la deuda que colocaron la petrolera YPF y el Gobierno de la Ciudad; y continuó endeudado con el Banco Central de China y el Banco de Francia.

Las empresas que emiten bonos en el exterior están obligadas por la regulación a ingresar antes de los 30 días siguientes el dinero obtenido al mercado cambiario.

De esta manera, las cifras dan cuenta que las reservas crecen desde hace meses, y especialmente durante la era Vanoli, nada más por efecto del endeudamiento, tanto público como privado.

nexofin.com

Desendeudamiento? Calculan que el próximo Gobierno recibirá una deuda pública de más de u$s 300 mil millones


Equivaldría a un 58% del PIB, según un informe de la Fundación Libertad y Progreso.

por CRONISTA.COM

La deuda pública que recibirá la próxima administración nacional, contando los juicios de los jubilados, estaría por encima de los 303.000 millones de dólares, equivalentes a un 58,8% del PBI. Sin contar este concepto, la deuda sería de 283.024 millones de dólares, es decir, un 54,9% del PBI.

Así lo estimó un informe de la Fundación Libertad y Progreso basado en una investigación coordinada por el economista Julio Pierkarz.

Además, la organización señaló que la tan publicitada “política de desendeudamiento” sólo se cumplió en el período inicial de 2003 a 2008, cuando la Argentina acumuló un superávit fiscal financiero de u$s 12.600 millones. Luego, de 2009 a 2013, el Gobierno acumuló un déficit financiero de u$s 63.000 millones. Es decir, esto implica un déficit total de u$s 52.000 millones acumulado hasta 2013, período en el cual la deuda pública creció en u$s 51.000 millones. Luego, en 2014 y lo que va de 2015, el déficit fiscal se agravó de manera significativa, sumando aproximadamente u$s 66.100 millones, dejando un saldo negativo de los tres períodos de la administración Kirchner de 118.000 millones de dólares, básicamente surgido del enorme crecimiento del gasto público en comparación a la recaudación.

Los jubilados y el BCRA financiaron la fiesta

El análisis de la deuda total se ve dificultado por el hecho de que el Gobierno recibió financiamiento del Banco Central (BCRA).

Así, entre 2008 y 2013, el Tesoro recibió u$s 20.000 millones como utilidades del BCRA, lo que permitió expandir la base monetaria para financiar el gasto público sin aumentar la deuda, deteriorando el balance del Banco. A este fenómeno se agregó el pago de deuda externa con reservas del mismo BCRA, para lo cual se emitieron títulos que incrementaron la deuda. En ese período, el BCRA financió un total de u$s 30.000 millones del déficit de u$s 52.000 millones mencionado más arriba, parte del cual se transfirió como costo a la ciudadanía por mayor inflación, siendo esta inflación uno de los principales problemas a resolver.

Además, otra porción importante fue financiada por transferencias de la ANSES que tampoco pueden ser consideradas como ingresos genuinos, sino como incremento de deuda contra los futuros jubilados.

En este contexto, la Fundación explicó que cualquier solución al problema de la deuda a partir de diciembre de 2015 deberá centrarse en eliminar gradualmente los déficits fiscales. “Para esto no deberá recurrirse al BCRA, ni a la ANSES ni a otros entes oficiales para cubrir los déficits. Además se deberá reparar el activo y el patrimonio del BCRA y recomponer la cantidad y calidad de sus reservas. El período de 2016-2019 no será suficiente para recuperar plenamente al Banco Central, pero se habrá iniciado una nueva etapa. En el período 2020-2023 se podrá avanzar en hacer una política más firme de desendeudamiento”, destacaron desde la organización.

“Se estiman necesidades de financiamiento por u$s 113.000 millones para el período 2016-2019. De modo que la próxima administración deberá hacer un programa coherente para reducir el riesgo país y facilitar el acceso a los mercados de capitales y a la financiación de los organismos internacionales sin que exista ninguna posibilidad de repetir la dilapidación de capital semejante a la década pasada”, acotaron desde la organización.

“Aún con un programa racional de reducción gradual de los desequilibrios fiscales, la deuda aumentaría al 61% del PBI en 2019 para ser reducida recién en el siguiente período presidencial. La única alternativa para lograr una reducción de la deuda durante los próximos cuatro años sería con una reducción real del gasto público, en ningún caso puede lograrse por aumentos impositivos. Por el contrario, puede suponerse que habrá una presión política para reducir impuestos por el extraordinario nivel a donde han llegado”, acotaron.

Desde Libertad y Progreso agregaron además que este análisis no contempla la emisión de nuevos bonos que serán necesarios para contemplar el pago a los juicios ganados por los jubilados, estimados en unos u$s 20.000 millones, suponiendo que del millón de juicios potenciales, y con los 300.000 que ya perdió el PEN, se llegará al final a una cantidad aproximada de 500.000 juicios perdidos.

cronista.com

Cupo autoimpuesto: operadores limitan salida de divisas a menos de u$s 1 millón por ticket


Lo hacen para evitar inspecciones del Gobierno. Esta suerte de autocupo de los brokers es para impedir que el precio del contado con liquidación trepe y contagie al blue


por MARIANO GORODISCH Buenos Aires


"Tickets de menos de u$s 1 millón".


Esta es la orden que le dio el directivo de un banco al jefe de la mesa de dinero, en referencia a las operaciones de contado con liquidación. Nadie quiere ser el próximo sancionado, multado ni suspendido por la CNV. Ayudan al gobierno a mantener planchada la cotización porque un ascenso del blue chip suele tener como consecuencia un salto en el precio del dólar paralelo.

"La presión de la compra vía contado con liqui se mide así: si el rendimiento de los bonos cae más que el dólar implícito, es que hay fuga. Si el rendimiento de los bonos baja y el CCL sube, entonces la fuga sigue firme", advierte un operador.

El volumen actual del CCL es de entre u$s 15 y u$s 17 millones diarios, porque por ahora hay contraparte en el exterior, pero con estos rendimientos admiten se hace más difícil sostener el CCL debajo de $ 12.

Según describen los brokers, con el volumen actual, para sacar u$s 100 millones sin modificar el precio del liqui se demora más de tres meses. Si el CCL sube, se tardará más por las restricciones implícitas, por eso algunas empresas están aprovechando ahora para fugar divisas.

En los últimos días crecieron las operaciones, ya que están entrando fondos de afuera y aprovechan a calzar. La demanda es variada: hay fondos que ingresan hasta para comprar activos en pesos y otros que están constituyendo caja para entrar en telefonía celular 4G en preacuerdo con el gobierno. Además, hay instrumentos de carry como Boden y Bonar que operan brokers locales: ellos traen y llevan con el mismo capital con ayuda de algunos exportadores. En el Bonar 24, el 75% del volumen corresponde a CCL. Mientras no suba el precio, el gobierno deja hacer. "Tampoco es algo impresionante, pero es el tipo de demanda que antes no estaba y hacía volar el liqui. Es una demanda que no estará siempre, sobre todo la de fondos que buscan posicionarse", revelan en el sector.

Si bien es cierto que por Boden se negocia menos que antes, la demanda de afuera es mayor a la local, y eso hace que se mantenga el CCL. Aunque hay un holding minero muy grande a punto de vender activos por $ 1.700 millones que estaría por salir haciendo blue chip. Es el primer fondo saliendo en meses y quiere aprovechar el cambio a favor antes de los meses críticos eleccionarios. Como el volumen del CCL es muy chico y se opera muy poco, empezaría la semana que viene, porque fugar estos fondos le llevaría cinco meses.

"A partir de los controles, sólo operamos bonos y pocas cantidades por vez, ya que si hacés tickets grandes te mandan inspecciones", advierte el director de un banco. Operando acciones en lugar de bonos es más difícil su control, porque la negociación es contra New York Stock Exchange, aunque los contratos de conversión son más caros y demoran en hacerse el triple de tiempo. El tema es que con los bonos en dólares es más visible el precio y el costo de salida. Por eso, el gobierno sigue más a los bonos. "Igual, si los dejás unos días en cualquier especie queda más disimulado. Algunos, entonces, prefieren hacerlo en acciones y con Cedears", revela un agente bursátil.

De todas formas, el consenso de las sociedades de bolsa está operando el título que mejor les cierra en la cotización. En realidad, es prácticamente imposible esconderse del gobierno, dado que no importa con qué instrumento se opere. El hecho que después se los transfiera al exterior por Euroclear hace que tenga implícito que esta última operación es con el fin de liquidarla en el extranjero.

Sucede que, a las restricciones existentes, hay que agregarle los topes de monto asignados por el mercado a cada agente (para operar con todos sus clientes), que son significativamente menores que antes. Ese tope hace que si un agente tiene un cliente que opera montos importantes (como un fondo común de inversión), le deja mejor margen para operar con los demás. El cupo total está relacionado directamente con la responsabilidad patrimonial computable de cada firma bursátil, y va de un mínimo de $ 25 millones a un máximo de $ 400 millones. El volumen es todavía bajísimo, pero está comenzando a mutar la forma de operar.

"Hoy hay muy pocos agentes que se animen a girarte un palo (u$s 1 millón) de golpe. Te piden una semana. De todas formas, la demanda no es grande por cuestiones estacionales", comenta un avezado operador.

Ocurre que la mayoría de las empresas estadounidenses e inglesas cierran el año contable en octubre o abril. Por lo que de noviembre a fin de febrero tienen muy pocos incentivos para girar plata al exterior.

Otra novedad en el mercado es que las escribanías amigas de los agentes vuelven a armar los pooles de prestanombres para girar la caja negra de las empresas: juntan clientes en blanco que puedan girar u$s 50.000 y les ofrecen el negocio, donde se gana entre 5% y 10% por pase. "Es más riesgo, pero más rápido y mejor negocio que las hipotecas, que están muertas de hambre", indican en la City.

cronista.com

Récord de compra de dólar ahorro: se vendieron u$s 68 millones en un día


Pese a la reducción de la brecha cambiaria, cada vez más gente opta por hacerse de los dólares que autoriza la AFIP a $ 10,50. Ayer fueron 90.642 contribuyentes

por MARIANO GORODISCH Buenos Aires

Pese a que las empresas tienen hasta el cuarto día hábil del mes para pagar el sueldo, ayer fue un nuevo récord de compra de dólar ahorro: 90.642 contribuyentes se adueñaron de u$s 68 millones, a razón de un promedio de u$s 750 per cápita.

El 92% de los contribuyentes elige pagar $ 10,50 (al sumar al valor oficial la alícuota del 20% de la AFIP) con tal de tener los billetes en su poder. Sólo 8% opta por dejarlos un año descansando en el banco para tener una divisa de $ 8,75.

Una de las novedades en el sector financiero es que los bancos están incentivando a sus clientes a hacer las transacciones por Home Banking, para evitar los cuellos de botella en las sucursales, donde se arman inmensas filas los primeros días del mes.

Incluso, hay algunos que hasta benefician con unos centavos en la cotización para quienes operen a través de la web. "Estamos pensando en hacerlo más agresivo desde el mes próximo, al brindarle un mayor beneficio en la cotización a quienes compren por Internet", adelantó el gerente de Productos Cambiarios de una entidad nacional.

"Nos ayuda porque, al descomprimir la cantidad de gente en la sucursal, lográs achicar los costos operativos. Esta reducción de costos que tenemos nos permite beneficiar al cliente con un mejor precio de pizarra por Home Banking. El paso siguiente es que vaya a un cajero automático para extraer los dólares, por eso estamos instalando ATMs que den billetes de u$s 100", revelan en el sector.

Para los bancos, el costo de un cajero humano es muy alto, por eso incentivan a los clientes al uso de los canales automáticos, que les brinda un beneficio no sólo de tiempo, al hacerlo más rápido, sino de dinero, al obtener una mejor cotización en la compra del billete.

Desde fines de enero del año pasado, cuando el gobierno comenzó a vender dólar para tenencia, el Banco Central perdió u$s 4.000 millones por este concepto.

En gran parte, fueron destinados a abastecer al mercado del dólar paralelo y planchar el blue, porque mucha gente lo usó como una suerte de sueldo extra, al hacer la bicicleta financiera con el puré, que es como se denomina en la jerga a comprar en el formal para revenderlo en el informal.

Hoy se gana un 23% en el acto con este pase de manos, aunque luego se puede recuperar el 20% más con la deducción del impuesto a las ganancias o de bienes personales, aunque la AFIP lo reintegra recién en abril del año que viene.

Un dato que llama la atención es que el 32% de los compradores son empleados públicos: 51% nacionales, 45% provinciales y 4% municipales.

En la época de vacaciones, hay mucha gente que compra sólo para turismo, que tiene un recargo del 35%, cuando lo más económico es que adquiera para ahorro, cuya alícuota es de sólo 20%.

Esto se puede dar siempre cuando la persona acceda al codiciado dólar para tenencia. El 94% de los compradores están en relación de dependencia, 5% son autónomos y sólo 1% monotributistas, de las categorías más altas, porque los demás no tienen acceso.

Para turismo, se llevan vendidos u$s 600 millones, y enero fue el mes récord, con u$s 65 millones, contra u$s 42 millones del mes pasado. El turismo, que cotiza hoy a $ 11,82, sigue siendo atractivo ante un blue de $ 13.

Desde que terminaron las vacaciones, en los bancos advierten que cayó la demanda para monedas de países limítrofes, y sólo quedan los viajeros de clase media alta que van a Estados Unidos y Europa, o el segmento corporativo, que debe viajar por trabajo.

cronista.com

viernes, 20 de febrero de 2015

Las reservas netas son la tercera parte de lo contabilizado en el balance del BCRA


Juan Gasalla
Por: Juan Gasalla jgasalla@infobae.com

Un estudio refiere que ascienden a u$s11.000 millones si se descuentan de los activos internacionales conceptos como deuda en default, encajes en bancos y préstamos de entidades internacionales



Las dudas sobre el verdadero nivel de reservas internacionales en las arcas del Banco Central no es una novedad, pero toma mayor relevancia en las últimas semanas, en las que la entidad que preside Alejandro Vanoli presenta una llamativa estabilidad por encima de los u$s31.000 millones, cuestionada por diversos estudios privados.

Al respecto, un análisis realizado por el economista Nicolás Cachanosky, en base al último balance del Banco Central actualizado al 7 de febrero, indica que sobre los activos internacionales totales de u$s31.452 millones, unos u$s8.067 millones (25,6%) corresponde a depósitos en moneda extranjera en el sistema financiero local, que se contabilizan como reservas en concepto de encajes.

Asimismo, Cachanosky, doctor en Economía y docente en la Universidad Metropolitana de Denver (EEUU) y titular del blog Punto de Vista Económico, resta al monto total otros ítems, como Derechos Especiales de Giro (DEG) utilizables por los miembros del Fondo Monetario Internacional, por u$s451 millones; préstamos de organismos internacionales y multilaterales (u$s222 millones); los CEDIN en circulación (u$s377 millones), y otros pasivos por u$s3.449 millones (11%) en los que se contempla el "swap" de monedas con el Banco Central de China, realizado en yuanes, pero contabilizado en dólares por el BCRA.

Cachanosky amplía la discriminación de fondos en las arcas del Central, donde detecta unos u$s5.000 millones (15,9% del total) adeudados a empresas por importaciones ya concretadas, pero cuyas divisas no fueron aún liberadas para la demanda en el mercado mayorista.

LAS RESERVAS NETAS SE REDUCEN A UN RANGO ENTRE 11.000 Y 16.000 MILLONES DE DÓLARES

Por otra parte, el economista advierte que se cuentan como reservas unos u$s1.500 millones (4,8%) en concepto de liquidación de exportaciones que se rindieron como adelanto sobre operaciones de comercio exterior futuras, es decir que se deberán descontar de ingresos en los próximos meses.

Otros u$s1.616 millones (5,1%) son lisa y llanamente los dólares que la Argentina destinó desde junio de 2014 a los tenedores de deuda reestructurada, cuyo pago fue bloqueado por el juez Thomas Griesa, en el marco de la causa iniciada por los holdouts en Nueva York que dejó a nuestro país en default técnico. El Gobierno depositó estos vencimientos en un fideicomiso en el Banco Nación, que al no haber sido cobrados aún por los acreedores se siguen incorporando a las reservas, pero sólo a efectos contables.

Según el cálculo de Nicolás Cachanosky, las reservas netas de la Argentina se reducen a sólo u$s10.770 millones, poco más de un tercio o un 34,2% del total asentado en los balances de la autoridad monetaria.

El estudio coincide con otros análisis privados que indican que la administración de Cristina Kirchner podría concluir el 10 de diciembre con escasas reservas en el Banco Central. La consultora Ledesma estimó que las reservas internacionales apenas superan los u$s16.000 millones sin los pasivos contingentes o el "swap" de monedas con China.

En declaraciones radiales, el ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen encargado del primer canje de deuda lanzado por Néstor Kirchner en el 2005, estimó que "el swap con China y el nuevo default con los bonistas derivan en un maquillaje de las reservas del orden del 16%", aunque "en realidad no son activos del BCRA".

LOS VENCIMIENTOS DE DEUDA DE 2015 EQUIVALEN AL TOTAL DE LAS RESERVAS NETAS

A la vez profundiza el escenario de escasez de divisas el cronograma de vencimientos de deuda en moneda extranjera previsto para 2015, en torno a los 14.000 millones de dólares. La consultora Economía & Regiones, señaló que "el sector público consolidado deberá afrontar pagos de deuda netos de refinanciamiento por u$s14.100 millones" antes de fin de año, practicamente, el total de las reservas existentes luego de las deducciones descriptas.

Emisión de deuda y fondos de China

El ex viceministro de Economía Gastón Rossi propuso como estrategia razonable la de emitir deuda pública este año por unos u$s5.000 millones, para descomprimir la utilización de las reservas del BCRA, junto con un eventual canje de bonos por otros u$s6.000 millones, alternativa que considera viable en el mes de octubre, cuando vencerá el Boden 2015.

"Hay que canjear a deuda a vencer por deuda a mas plazo y emitir nueva deuda. (...) El kirchnerismo va a abandonar la gestión con un nivel de endeudamiento bajo respecto de la región, esto permite un margen de maniobra. Es preferible emitir deuda y no estar penando por las reservas y no permitiendo a los industriales importar insumos que recrudecer el cepo a las importaciones", dijo Rossi a radio Mitre.

En tanto, el Gobierno estima que podrá hacer frente al pago de deuda este año con divisas suficientes, debido a los desembolsos comprometidos por China para inversiones de infraestructura, como parte del Acuerdo Marco de Cooperación firmado con el país asiático, aunque estos giros serán en yuanes y no en dólares norteamericanos, la principal moneda de reserva en el plano internacional.

"Es fundamental reconocer que China tiene superávit de poder. Por ejemplo, tiene 100 veces más reservas en moneda extranjera que Argentina y 10 veces más que Brasil, India y Rusia considerados individualmente. Por eso, desde hace años, China está financiando proyectos de infraestructura y de exportación de bienes de capital a países en desarrollo a cambio de commodities", puntualizó el presidente de la Cámara de Exportadores (CERA), Enrique Mantilla.

Un informe de Finsoport añade que "la estructura del intercambio reproduce los problemas de competitividad de la economía argentina" pues a China "exportamos productos básicamente agropecuarios e importamos bienes industrializados". La consultora que dirige Jorge Todesca subraya que "el intercambio comercial con China registra un desequilibrio creciente. En los últimos cinco años las exportaciones argentinas a ese destino aumentaron un magro 27%, mientras que las importaciones crecieron en el mismo lapso un 123%". El saldo comercial con el país asiático, que en 2009 era negativo en u$s895 millones, el año pasado anotó un déficit de 5.789 millones de dólares.

Retroceso de las reservas netas

El economista Nicolás Cachanosky graficó en un cuadro la acelerada pérdida de reservas netas durante las presidencias de Mercedes Marcó del Pont, Juan Carlos Fábrega y, recientemente, de Alejandro Vanoli en el Banco Central. La caída contrasta con el prógreso de los activos registrado durante las gestiones de Martín Redrado y Alfonso Prat Gay, también durante la gestión del kirchnerismo.

infobae.com

jueves, 5 de febrero de 2015

Ante otro día de restricciones, BCRA promete a importadores ampliar venta de dólares


El Banco Central mantiene hoy cerrada la ventanilla de ventas de dólares a las empresas, según confirmaron diversos bancos a Ambito.com. A lo largo de la jornada de ayer no salió ningún dólar de las reservas para importadores ni bancos. Esto generó inquietud en la plaza, sobre todo entre los importadores que se acostumbraron, por lo menos, a recibir parte de los dólares solicitados para afrontar los pagos al exterior. La situación se repite hoy, pese a que desde la autoridad monetaria dejaron trascender que se regularizaría durante la semana que viene

Durante toda la jornada previa se intensificaron las consultas y los rumores. Algunos especulaban con que era el anticipo de alguna nueva circular del BCRA, y los más extremistas pensaban que se trataba de los prolegómenos de una devaluación. El principal argumento esgrimido por empresas y operadores fueron las últimas intervenciones del BCRA en las que tuvo que sacrificar reservas para equilibrar el mercado (fueron más de u$s 200 millones).

Los únicos que pudieron hacerse de dólares fueron aquellos que ya tenían operaciones "calzadas" (es decir, compensadas vía exportación o ingreso de divisas). Lo cierto es que ayer la demanda de divisas para cancelar importaciones no encontró oferta por el lado del mercado oficial. Y al cabo de la sesión el ente se quedó con u$s 40 millones tras intervenir en el mercado de contado.

Desde el ente monetario explicaron a este diario que "no había ningún cambio de normativa" que afectara las operaciones cambiarias. Lo que pasó ayer, según una fuente del BCRA, "se inscribe en la estrategia de administración de las divisas". "Fue un día de administración del dólar, dentro de la política que viene llevando a cabo el banco (Central)", justificaron desde el ente.

Además, esta mañana el presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, mantuvo hoy una comunicación con el presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina, Diego Pérez Santisteban, ante quien ratificó que "el Banco Central mantendrá una adecuada administración del mercado de cambios, a los efectos de garantizar la estabilidad cambiaria y financiera, en un contexto de gran volatilidad proveniente del escenario internacional", señalaron fuente del organismo.

Vanoli y Santisteban acordaron que equipos técnicos del BCRA y de la Cámara de Importadores se reunirán el lunes próximo para analizar la evolución del acceso al mercado de cambios por parte de los sectores vinculados al comercio exterior.

Según, pudo saber este medio, Vanoli le transmitió a Santisteban que el Banco Central no tomó medidas específicas de restricción a las importaciones y que se ampliará gradualmente el abastecimiento de divisas a los importadores, en la medida en que se reduzcan los factores estacionales que moderan las liquidaciones provenientes de los exportadores.

ambito.com

miércoles, 4 de febrero de 2015

Inesperadamente, el Central dejó de venderles dólares a bancos e importadores - Es la primera vez que no vende un solo dólar en todo el día


Es un virtual bloqueo a todas las órdenes de importación. La medida se sintió fuerte en las mesas de dinero de los bancos. “No sabemos qué pasa. Es la primera vez que no vende un solo dólar en todo el día”, reconoció un banquero.

Por JULIÁN GUARINO, subeditor de Finanzas
por CRONISTA.COM

En lo que es un virtual bloqueo de todas las órdenes de importación, el Gobierno decidió hoy inesperadamente negar a bancos e importadores la venta de dólares.

La medida se sintió fuerte en las mesas de dinero de los bancos, habituados a adelantarle información al Banco Central para que éste pueda entregarles día a día las divisas necesarias para cancelar las facturas de importación, siempre que éstas sean convalidadas previamente y respeten los exiguos montos máximos que suele repartir la entidad que preside Alejandro Vanoli.

“No sabemos qué pasa. Es la primera vez que el Central no vende un solo dólar en todo el día, incluso con autorizaciones que ya teníamos de días previos”, señaló un banquero a Cronista.com.

El dato es que ni siquiera se autorizaron órdenes por u$s 20.000 o u$s 10.000, lo que sembró desconcierto entre quienes observan las “leyes no escritas” con las que se maneja la entidad rectora.

Según señalan las fuentes consultadas, en los últimos días el Central se había remitido a vender una cantidad de dólares que no superaba los u$s 100 millones.

Incluso en días previos, había implementado nuevamente la posibilidad de hacerse de dólares sólo si en el mismo día la misma empresa había realizado algún tipo de liquidación de exportación, es decir, si “compensaba” el ingreso de divisas con la salida, una medida implementada en su momento por el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.

cronista.com

Desde el conflicto por las reservas el dólar de cobertura saltó de $ 2,55 a $ 14,72


por EL CRONISTA

En los últimos cinco años, los agregados monetarios del Banco Central (BCRA) 33% al año en promedio, las reservas internacionales cayeron 34% y el financiamiento al fisco a través de letras intransferibles y adelantos transitorios se disparó 1.200% y 600%, respectivamente. En el mismo plazo, en el que pasaron tres titulares de la autoridad monetaria y fue reformada la Carta Orgánica que la rige, el tipo de cambio de cobertura de reservas sobre base monetaria pasó de $ 2,55 a $ 14,72.


A cinco años de la traumática salida de Martín Redrado de la presidencia del BCRA, en medio del conflicto por el uso de reservas internacionales para el pago de la deuda, la Fundación Capital –que él fundó y conduce– elaboró un informe sobre el impacto que ha sufrido la autoridad monetaria –cepo cambiario y reforma de la Carta Orgánica mediante–desde ese momento hasta la actualidad.


"El BCRA hasta el año 2010 se caracterizó por acumular reservas internacionales muy en línea con la emisión monetaria, de manera tal de garantizar y gobernar el manejo del tipo de cambio en un mercado único y libre de cambios (MULC)", aseguró el informe. "Adicionalmente, y para bien, el Tesoro Nacional contaba con excedentes fiscales lo que evitaba cualquier tipo de conflictos", añadió.


Entre las variaciones que registra el reporte, se cuenta el crecimiento que tuvo la emisión monetaria para financiar al sector público que fue cercana a $ 20.000 millones en 2010 y fue evolucionando hasta superar los $160.000 millones el año pasado.


Como resultado de ello, la base monetaria prácticamente se cuadruplicó: pasó de $ 122.350 millones a $ 462.564 millones, es decir saltó un 278%. Ese aumento, combinado con el retroceso del 34% que sufrieron las reservas –entre otros motivos por el pago de deuda– se combinó para transformar radicalmente el tipo de cambio de cobertura de la base monetaria respecto de las reservas: esa cifra pasó de un precio teórico del dólar de $ 2,55 (en realidad era de $ 3,80 al momento) a un valor teórico actual de $ 14,72 por cada dólar en reservas.


El valor de las letras intransferibles que el Tesoro coloca en el patrimonio del BCRA a cambio de las reservas que toma para pagar deuda, por ejemplo, creció $ 1.169% en el período. La base monetaria, por otro lado, creció 278% en esos cinco años y los pasivos monetarios (base más Lebacs y pases pasivos) creció 315%.


Para la Fundación Capital, el "uso y abuso" de las reservas internacionales alentó la inflación y la devaluación al deteriorar a la autoridad monetaria. Luego, el incumplimiento de los programas monetarios seguido de el atraso de la evolución del dólar en comparación con el avance de la inflación generó como resultado la corrida cambiaria que derivó en el cepo.


"Mientras la inflación fue de un 25% anual, es decir más del 50% acumulado en el bienio, el tipo de cambio se deslizó un 10% en dicho período. Esto llevó a la implementación del cepo cambiario, pues el atraso cambiario generó que el agente económico quisiera lo barato y eso era el dólar", reza el informe de Fundación Capital.


El último componente del cocktail que llevó a este deterioro del balance del BCRA vino dado por la modificación de la Carta Orgánica de la entidad. Mediante la eliminación de los programas monetario, de la necesidad de un respaldo con reservas internacionales para la base monetaria y la creación de adelantos transitorios extraordinarios, que ampliaron la capacidad del Tesoro para tomar fondos de la entidad, el BCRA no sólo dejó de sumar reservas sino que empezó a emitir más de lo que emitía cuando sí las acumulaba. "Así, lejos se está de poder gobernar el manejo del tipo de cambio, en un mercado de cambios que ahora no es ni único, ni libre", concluyó el informe.

cronista.com

El país cayó en un ranking de libertad económica y está en los últimos 10 lugares del mundo


Por: Jorgelina do Rosario jdorosario@infobae.com

La Argentina descendió tres lugares y se ubica en la posición 169 entre 178 naciones relevadas, según un estudio privado. Alcanzó el nivel más bajo en 20 años

El país volvió a reprobar un examen global de libertad económica. La Argentina cayó tres lugares y este año quedó en el puesto 169 entre 178 países, según el ranking del think thank conservador Heritage Foundation, al que tuvo acceso Infobae. La libertad económica se deteriora en forma progresiva y el país continúa en franco retroceso desde que se instauró el cepo al dólar.

Con todo, el dato histórico es el más preocupante: el país tiene la libertad económica más baja desde 1995 y ya se ubica entre los últimos 10 lugares del mundo, junto a países como el Congo e Irán. Este instituto ligado al partido Republicano en Estados Unidos define a la Argentina como una "economía reprimida o cerrada" por cuarto año consecutivo. Como había sucedido el año pasado, sólo Venezuela y Cuba se encuentran por debajo del país en la región, dentro de las 29 naciones que se analizan en América Latina y el Caribe.

Pero, ¿por qué el país pasó de ser una economía mayormente libre a mediados de los 90 a ubicarse en los últimos lugares del ranking en 2015? De acuerdo a este análisis, el Estado no sólo interviene en la economía, sino que también "se expande la economía informal" y "la estabilidad monetaria es particularmente débil". "Existe un control de precios en casi todos los bienes y servicios", aseguró, mientras resaltó la regulación de tarifas de agua, luz y de la nafta, a través de los subsidios a la oferta.


Como sucedió en otras ediciones, la fuga de capitales volvió a centrarse en la escena aunque con un nuevo condimento: la entrada al default selectivo de la Argentina en julio del año pasado, tras no alcanzar un acuerdo con los holdouts. La facilidad o dificultad para abrir una empresa no es un factor menor a la hora de realizar el ranking y en el caso de la Argentina. Se necesitan más de 10 permisos y un mes para comenzar un negocio, un proceso que se califica como "incómodo" y "costoso".

La lupa sobre la política se posó en los escándalos de corrupción. El índice que The Heritage Foundation realiza con el periódico estadounidense The Wall Street Journal hace foco en el doble procesamiento del vicepresidente, Amado Boudou. El juez Ariel Lijo procesó al funcionario por cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública por el caso Ciccone, y la Justicia confirmó el procesamiento del funcionario por un auto con papeles falsos durante 2014.

¿Y en el resto del mundo?

Para determinar el grado de libertad que posee un país, el instituto analiza factores como el gasto público, derechos de propiedad, y diferentes tipos de libertades: financiera, para hacer negocios, laboral, comercial, monetaria, de inversiones y fiscal. En el caso de la Argentina, el proteccionismo sigue siendo una de las preocupaciones recurrentes dentro del comercio.

El 40% de los países analizados evidenció una caída interanual en el ranking, y junto a la Argentina, Venezuela, Bolivia, Argelia, Guinea Ecuatorial, Grecia y El Salvador registraron su índice de libertad económica más bajo en las últimas dos décadas.

Hong Kong y Singapur aún se mantienen como las economías más libres del mundo, mientras que Nueva Zelanda se ubica en el tercer lugar tras desplazar a Australia al cuarto lugar con respecto al año pasado. El top five de la lista lo completa Suiza. Estos países del ranking comprenden las únicas economías consideradas como libres. Dentro de las mayormente libres, Chile se mantuvo en el puesto siete y lidera la región, mientras que Estados Unidos también sigue en el lugar 12° como en 2014.


En América Latina, Colombia escaló seis lugares y se ubica 28°, por encima de naciones como Malasia, Austria y Corea del Sur entre los "mayormente libres". Por su parte, Uruguay está en la posición 43° y cuatro lugares más abajo se encuentra Perú, algunos de los países que entran en la categoría de "moderadamente libres".

En el puesto 118, Brasil es para este índice una economía "mayormente reprimida o cerrada" y fue una de las naciones que cayó en este ranking. "La erosión de la libertad económica en países como Argentina y Brasil exacerba la pobreza", especificó el informe. Dentro de la región, el país vecino tiene un nivel similar de libertad económica al de Nicaragua, Honduras y Guyana.

infobae.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...