jueves, 21 de agosto de 2014

El Gobierno prohíbe exportar carne por 15 días para frenar un aumento de precios


Frenará ventas porque la hacienda subió más de 10% y los carniceros prevén alzas de 8% al público; Comercio dice que la medida fue "consensuada"


Por Fernando Bertello  | LA NACION

Se van a restringir los permisos de exportación.
Foto: Archivo
Por la suba que tuvo el precio de la hacienda en las últimas dos semanas, con aumentos, según las categorías, de entre 10 y 15%, y la amenaza de que los aumentos se trasladen de manera inminente a los cortes de carne que consume el público, el Gobierno restringirá por 15 días las exportaciones de carne vacuna reduciendo la entrega de nuevos permisos para embarcar.

La medida fue decidida por la Secretaría de Comercio, y el subsecretario de Comercio Interior, Ariel Langer, fue el encargado de transmitírsela ayer a los exportadores del rubro.

"Nos dijeron que no se cierran del todo las exportaciones, pero se van a restringir los ROE [permisos de exportación], y esto será por unos 10 a 15 días hasta que baje el precio de la hacienda", contó a la nacion uno de los asistentes al encuentro de ayer.

Por su parte, una fuente del Ministerio de Economía con acceso a Comercio dijo que la decisión fue "consensuada" y que las exportaciones "no se cortan".

"Se acordó con los exportadores moderar el nivel de exportaciones porque ya eran superiores al mismo nivel de agosto de 2013. No se cortan y no se toma ninguna medida drástica, pero se van a tener que moderar para calmar la voracidad", afirmó la fuente oficial.

En Comercio tomaron con preocupación el aumento de la hacienda de los últimos quince días en el Mercado de Hacienda de Liniers. En esa plaza, la categoría novillos subió en promedio 10,47% (de 15,84 a 17,50 pesos el kilo) y en terneros el aumento fue de 11,6% (de $ 17,91 a $ 20). "En terneros se llegó a pagar 23 pesos y con eso se asustaron en Comercio", señaló un operador del sector.

Mientras tanto, el índice Novillo del Mercado de Liniers pasó en las últimas dos semanas de 15,75 pesos el kilo a 17,49 pesos, un alza de 11%. Este indicador de precios ya acumula un incremento de 73% desde agosto de 2013.

En Liniers atribuyen los aumentos a una restricción de oferta por el mal estado de los caminos rurales tras los excesos hídricos de los últimos meses, lo que complica los traslados de hacienda, y advierten que se atrasaron los engordes en los feedlots (engorde a corral) entre 30 y 40 días, disminuyendo la salida de animales.

En este contexto, desde la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams advirtió que los comercios aumentarán los precios al público.

"Hace quince días los frigoríficos nos vienen aumentando de a un peso la carne [media res] y ayer [por anteayer] le metieron entre 2 y 3 pesos. Ya llevan 6 pesos de incremento en menos de un mes. Los carniceros van a trasladar esos aumentos [al público] en un 8% por lo menos. En los cortes más caros la suba va a ser de 5 a 6 pesos por kilo", indicó.

La reunión en Comercio tuvo tramos de tensión, según señalaron industriales. Sucede que la nueva restricción llega en un momento donde continúa creciendo el cierre de frigoríficos.

Hace quince días, en Córdoba, Estancias del Sur, del grupo brasileño Marfrig, cerró y despidió más de 500 operarios. La semana pasada, en el conurbano, Ganadera Nueva Escocia pidió su concurso de acreedores en medio de una situación financiera delicada. En los últimos años ya son más de 130 los establecimientos inactivos con la pérdida de unos 18.000 puestos de trabajo.

Para los empresarios, restringir las exportaciones no servirá para bajar el precio. De hecho, hoy sólo se exporta menos de un 6 por ciento de lo producido anualmente.

CIERRE CON MINISTROS EN RUSIA

Paradójicamente, Comercio restringe las exportaciones cuando hay una misión oficial en Rusia, encabezada por el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela; su par de Industria, Débora Giorgi, y funcionarios de Cancillería buscando aumentar las ventas de, entre otros productos, carne hacia ese mercado. El mismo gobierno de Vladimir Putin estaba interesado en la negociación porque aplicó sanciones contra la compra de productos de Estados Unidos y la Unión Europea en medio de la crisis por Ucrania y necesita suplir importaciones por un monto superior a los US$ 18.000 millones.

No es la primera contradicción del kirchnerismo en esta materia. En 2006, en otro cierre de exportaciones, el ex presidente Néstor Kirchner hizo bajar contenedores que debían llegar a Alemania para vender carne en ese país anfitrión del Mundial de fútbol.

Los cierres de exportaciones no son gratis. Según un trabajo de alumnos de Ciencias Agrarias de la Universidad Católica Argentina (UCA), presentado ayer en un seminario en el marco de un convenio con el Mercado de Liniers y el Centro de Consignatarios de Productos del País, por las restricciones a las exportaciones de este producto la Argentina ya se perdió divisas por unos 10.000 millones de dólares.

lanacion.com.ar

¿Por qué se disparó el dólar blue? Tres claves para entenderlo


Con un dólar oficial a $8,32 y un blue que llegó a $13,55, la brecha cambiaria trepó a más del 60%. Los tres factores que decididamente están apuntalando una mayor demanda de dólares.

Federico Manrique - fmanrique@sitioandino.com.ar


El dólar se dispara nuevamente y las tensiones van en aumento. La falta de oportunidades de inversión, la mayor emisión monetaria y el establecimiento de una tasa de interés real negativa de los plazos fijos, está generando presiones cambiarias cada vez mayores desde el lado de la demanda, que se fueron traduciendo en un fuerte aumento de la cotización del dólar paralelo, frente a la imposibilidad de acceder de manera oficial por la  continuidad del cepo cambiario.

El tipo de cambio “blue” pasó de valer $12 a principios de julio  a tener un piso que gira en torno a los $13,2 en la segunda semana de agosto, es decir, un incremento del 10% en tan solo 45 días, destaca un informe del Centro de Investigaciones Sociales y Económicas (CISE).

Solamente ayer el Banco Central (BCRA) le dio al dólar oficial el empujón más grande que se haya concretado desde la devaluación de 2003. El dólar mayorista subió 3,7 centavos en la rueda de ayer y cerró así en $8,323, y el minorista en $8,34. La entidad conducida por Juan Carlos Fábrega compró U$S40 millones en el día y las reservas avanzaron U$S5 millones hasta los U$S28.949 millones.

Ayer el dólar tuvo su mayor suba en términos absolutos desde el 24 de enero pasado, cuando anotó un avance de más de 22 centavos en un día. En términos relativos, ayer subió 0,046%, el mayor avance desde el 18 de marzo pasado.

En lo que va del mes el mayorista muestra un avance acumulado del 1,34%, equivalente a una tasa anual de apreciación del 24,44%. Con siete días hábiles por delante para el final del mes, la suba ya supone el mayor avance mensual desde marzo pasado, cuando la divisa ganó 1,64%.

Por su parte, el dólar blue también aceleró su escalada, cerrando ayer en $13,55, informa el Cronista.com




A pesar del salto ocurrido en la cotización del tipo de cambio informal, durante julio y los  primeros días de agosto, siguieron los esfuerzos del gobierno para mantener el tipo de cambio oficial anclado y tan sólo mantuvieron pequeñas correcciones mediante minidevaluaciones mensuales, como está ocurriendo desde el mes de febrero.

Dicho escenario está dando lugar a una brecha cambiaria con respecto al dólar informal cada vez mayor, llegando a mediados de agosto a valores cercanos al 60% entre ambos tipo de cambio, valor similar al de principios de  enero.

 Hay que tener en cuenta, que el tipo de cambio de “convertibilidad”, tomado como ratio  entre el nivel de la base monetaria y el nivel de reservas, se ubica en torno a los 12.80 pesos por dólar, valor similar al del dólar “blue”. Por cierto, un día después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunciara alternativas para que los tenedores de bonos del canje puedan cobrarlos en el país y evadir así el fallo de una corte de Nueva York, el Banco Central (BCRA) le dio al dólar oficial el empujón más grande que se haya concretado desde la  devaluación de 2003. El dólar mayorista subió 3,7 centavos en la rueda de ayer y cerró así en $8,323, y el minorista en $ 8,34. Pensando en los meses siguientes el tipo de cambio oficial, no  es sostenible en un valor cercano a los $8,3 a menos que modifiquen las políticas monetarias y  fiscales.
Ahora bien, ¿por qué se disparó el dólar blue? Y una más, por qué hay más demanda por dólares en agosto. Aquí van tres razones de peso:

1-Más dinero circulando
Durante julio se siguió con la tendencia creciente de la base monetaria (dinero en efectivo más los depósitos en cuentas a la vista), al aumentar en  promedio mensual un 2,73% con respecto al mes anterior. Teniendo  en cuenta que durante junio el incremento de la misma giró en torno a un 2,5%, se observa una aceleración en la tasa de crecimiento de la misma durante el año. Tal incremento  se confirma al ser, tomando el bimestre en su conjunto, la mayor del año e incluso superior al último bimestre de 2013, destaca el informe de CISE.

Dentro de la base monetaria, los componentes se comportaron de manera heterogénea. Por  un lado, las cajas de ahorro en pesos se incrementaron con respecto al mes anterior en un
10.7%, siendo el valor que más creció y lleva acumulado un 16% durante el año 2014 y un 30% interanual. El circulante en poder del público siguió esta tendencia, aumentando con respecto  a junio 2014 en un 6,9%, el mayor incremento del año y el mayor desde diciembre de 2012.


Por otro lado, las cuentas corrientes en pesos, se contrajeron en un 2,3% con respecto al mes anterior, aunque medida en términos interanuales sigue siendo el componente con mayor  crecimiento al hacerlo en torno al 31%.

Los plazos fijos en pesos, por su parte, disminuyeron con respecto a junio de 2014 en un 0,6%, y, al igual que lo ocurrido durante el mes anterior, está explicada principalmente por el sector público, que pasaron de $73.957 millones a $72.058 millones mes a mes, una pequeña  caída con respecto a junio 2014, pero aproximadamente un 18,9% bimestral. A su vez, los plazos fijos privados, se mantuvieron constantes durante los últimos tres meses, no pudiendo  compensar la caída de los plazos fijos del sector público.

2-Emisión para el Tesoro
Las causas de la expansión monetaria (emisión de dinero por parte del Banco Central) en el bimestre junio-julio, puede encontrarse en la necesidad de financiamiento del sector público para cubrir la creciente expansión del gasto público, ya que se destinaron $24.259 millones para dicho motivo, $11.939 millones más que los necesarios en los primeros 5 meses del año en su conjunto.

3-Tasas de interés y depósitos en baja
Durante julio, las tasas de interés abonadas por los bancos por sus  depósitos a plazo fijo continuaron su tendencia decreciente. La tasa Badlar de bancos  privados, promedió un 22%, con un descenso con respecto a junio de un 1%. Por otro  lado, en el segmento minorista, el promedio mensual de la tasa de interés pagada por las entidades privadas por depósitos a plazo fijo de hasta $100.000 y hasta 35 días se ubicó en  torno al 19,3%, un 0,8% por debajo de mes anterior.




Éste descenso de la tasa de interés sobre los plazos fijos durante los últimos meses, repercutió  sobre la totalidad de depósitos a plazo en las entidades financieras explicado por un lado  mediante el fuerte descenso de los depósitos públicos y por otro por un amesetamiento de los  depósitos privados.

Al caer los depósitos bancarios, en especial los plazos fijos por las tasas de interés poco atractivas, hay más dinero en circulación, lo que en un contexto de alta inflación como el actual termina generando mayores tensiones por el lado de la demanda de dólares como refugio de valor.
En Twitter @Fede_Manrique

sitioandino.com

Ritmo cambiario: Fábrega convalidó la mayor suba diaria del dólar mayorista en 7 meses



Con compras del Central por u$s 40 millones que marcaron los precios máximos del día, la divisa en el mercado mayorista subió 3,7 centavos ayer


por MATÍAS BARBERÍA


Ritmo cambiario: Fábrega convalidó la mayor suba diaria del dólar mayorista en 7 meses
Un día después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunciara alternativas para que los tenedores de bonos del canje puedan cobrarlos en el país y evadir así el fallo de una corte de Nueva York, el Banco Central (BCRA) le dio al dólar oficial el empujón más grande que se haya concretado desde la devaluación de 2003. El dólar mayorista subió 3,7 centavos en la rueda de ayer y cerró así en $ 8,323, y el minorista en $ 8,34. La entidad conducida por Juan Carlos Fábrega compró u$s 40 millones en el día y las reservas avanzaron u$s 5 millones hasta los u$s 28.949 millones.

El dólar tuvo su mayor suba en términos absolutos desde el 24 de enero pasado, cuando anotó un avance de más de 22 centavos en un día. En términos relativos, ayer subió 0,046%, el mayor avance desde el 18 de marzo pasado.

En lo que va del mes el mayorista muestra un avance acumulado del 1,34%, equivalente a una tasa anual de apreciación del 24,44%. Con siete días hábiles por delante para el final del mes, la suba ya supone el mayor avance mensual desde marzo pasado, cuando la divisa ganó 1,64%.

"“El inesperado cambio de estrategia oficial abre interrogantes sobre la evolución del tipo de cambio en el corto plazo y plantea una dosis de incertidumbre que obliga a replantear las proyecciones definidas para el segundo semestre del año"”, comentó un corredor cambiario en un informe para sus clientes.

La rueda de ayer tuvo varias particularidades que la diferenciaron de las que se vieron desde que el 30 de julio pasado la Argentina cayera en default por vía judicial.

En primer lugar, y a pesar de que el volumen operado se mantuvo acotado con u$s 216 millones que cambiaron de manos en los dos mercados cambiarios mayorista que hay en el país (u$s 150 millones en el Siopel y u$s 66 millones en el MEC), el dólar se mantuvo operado durante toda la rueda, algo poco habitual en las últimas semanas en las que solían verse pocas operaciones en la última hora de actividad.

Según contaron operadores, además, las posturas vendedoras desaparecían de sus pantallas a la espera de mejores precios, ya que el número se movía.

Por último, la suba del dólar fue resultado del impulso que decidieron darle los propios hombres de Fábrega, que en su rol de compradores cerraron tickets a los precios más altos de la rueda.

"“El mercado estima que este ajuste de hoy fue monitoreado por el ente regulador, ya que el mismo Banco Central compró unos u$s 40 millones, con el fin de ajustar el valor de la divisa a otras variables financieras, dejando el cierre del Banco Nación a $ 8,3230 tipo vendedor para la transferencia y el billete a $ 8,3100”", explicó otro corredor de cambios.

El "sorpresivo" avance del dólar oficial impulsó también subas en los mercados de futuros.

En el Mercado Abierto Electrónico Este se operaron entre bancos u$s 41 millones con precios al alza. Los plazos cortos fueron los más activos, con cierres que quedaron en $ 8,385 para agosto y $ 8,63 para septiembre.

En el otro mercado de futuros y opciones, el Rofex, subieron todos los precios de los contratos de todos los plazos. Con un importante volumen operador, se pactaron unos u$s 390 millones, hubo subas de entre 5 a 8 centavos. El contrato a diciembre quedó en $ 9,2550, o el equivalente a una tasa de suba anual del 30,70%, muy en línea con el contrato a febrero que quedó en $ 9,6700, a prácticamente la misma tasa.

cronista.com

miércoles, 20 de agosto de 2014

Argentina ofrece un canje de deuda para esquivar el bloqueo judicial de EE UU


La presidenta Cristina Fernández anuncia que los acreedores que no han podido cobrar sus títulos emitidos en Nueva York y Europa podrán canjearlos por otros en el país sudamericano

Cristina Fernández, durante su discurso este martes. / EFE

Los acreedores que tienen deuda reestructurada de Argentina en 2005 y 2010 bajo legislación de EE UU y Europa y que no han podido cobrar el pasado 30 de julio el vencimiento de intereses por el bloqueo judicial impuesto por el juez de Nueva York Thomas Griesa podrán canjear sus títulos por otros bajo jurisdicción del país sudamericano. Esta es por lo menos la propuesta que ha formulado este martes por la noche en cadena nacional de radio y televisión la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que pretende que así los inversores puedan cobrar. Hace dos meses, su ministro de Economía, Axel Kicillof, ya había anunciado que esta posibilidad se encontraba en análisis y Griesa había reaccionado con críticas.

El juez de Nueva York ya ha amenazado a Argentina con declararla en desacato respecto de su fallo definitivo, el que establece que primero debe pagarles a los fondos buitre y otros acreedores que rechazaron la reestructuración antes que a los que la aceptaron. El desacato podría implicar multas para Buenos Aires, aunque el jefe de Gabinete de Ministros argentino, Jorge Capitanich, ha dicho que el juez no ha explicado aún qué significaría esa calificación. El que fuera secretario de Finanzas del Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) en la refinanciación, Guillermo Nielsen, actual crítico del kirchnerismo, ha opinado que un desacato implicaría que Argentina, sus provincias y sus empresas queden marginados del sistema financiero internacional por años.

Pero la postura de Fernández se basa en que Argentina tiene la obligación de pagar al 92,4% de acreedores que aceptó la reestructuración de la deuda. Por eso, enviará este miércoles un proyecto de ley para ofrecer un canje voluntario de bonos impagos por el bloqueo judicial de EE UU por otros bajo jurisdicción de Buenos Aires. “Es una opción, no una obligación”, aclaró la jefa de Estado. Algunos fondos de inversión norteamericanos disponen de reglamentos internos por los que no pueden invertir en activos sin legislación de su país, pero también puede ocurrir que ante la moratoria del 30 de julio los vendan a otros operadores sin esa clase de restricciones.

El proyecto de ley será debatido por un Congreso en el que el kirchnerismo cuenta con mayoría absoluta en ambas cámaras, aunque en los últimos días en la de Diputados estaba poniéndose en duda la fidelidad de algunos de sus representantes. Por ejemplo, el pasado domingo Fernández ha perdido el apoyo del gobernador de la provincia sureña de Río Negro, Alberto Weretilneck, que ha decidido respaldar la candidatura del peronista opositor Sergio Massa para las elecciones presidenciales de 2015. No por nada la jefa de Estado dijo este martes que apela a la unidad de todos los políticos de su país con el argumento de que está en juego la “soberanía”.

La iniciativa presidencial también faculta al Ministerio de Economía para busque los instrumentos legales para que los tenedores de deuda reestructurada acaben cobrando lo que no han podido recibir hace tres semanas. Además lo autoriza a remover al actual agente de pago del pasivo argentino, The Bank of New York Mellon, que ha acatado el bloque judicial de EE UU, y a reemplazarlo por un fideicomiso del estatal Banco de la Nación Argentina o por la entidad que los acreedores propongan.

El proyecto además vuelve a reabrir los canjes de deuda de 2005 y 2010 para el 7,6% que los ha rechazado, incluidos los fondos buitre. Fernández recordó que ella y su ministro de Economía habían sido acusados por opositores de “impericia” para negociar con estos inversores especulativos, pero señaló que tampoco los bancos argentinos e internacionales que habían buscado en las últimas semanas comprarles a éstos la deuda impaga desde 2001 habían conseguido pactar con ellos.

En su discurso, Fernández se mostró emocionada, al borde de las lágrimas, cuando recordó a su fallecido marido y la reestructuración de 2005. “Estoy un poco nerviosa, discúlpenme. Realmente siento que estamos viviendo un mucho de mucha injusticia con Argentina”, explicó la viuda de Kirchner. Mencionó el apoyo de toda Latinoamérica y de más de cien académicos de EE UU a la postura de su país y aclaró que esos respaldos no fueron para Argentina en sí sino por “esta cosa loca de querer tumbar la reestructuración de deuda más exitosa, que permitió el crecimiento con inclusión” social después del colapso político y socioeconómico de 2001. También recordó que el Gobierno de Barack Obama llegó a calificar el fallo de Griesa de “extravagante”. Horas antes, el ministro de Relaciones Exteriores argentino, Héctor Timerman, había indicado que aún EE UU no ha respondido formalmente a la demanda que le hizo Argentina ante el Tribunal Internacional de La Haya por esta sentencia. De momento, solo un portavoz del Departamento de Estado norteamericano ha anticipado que su país no aceptaría esa jurisdicción.

elpais.com

lunes, 11 de agosto de 2014

Punto por punto, cómo impacta en el dólar y en la economía del país el conflicto del Gobierno con los buitres


Reservas, brecha cambiaria, crédito, consumo, exportaciones y actividad económica se verán influenciadas por el conflicto externo. Pronósticos de analistas   


La entrada en default de la Argentina dejó al país sumergido en un sinfín de especulaciones y dudas sobre cómo será el futuro económico de la Nación.

El Gobierno, por un lado, prefirió mantener su duro discurso en busca de responsables, especialmente contras los Estados Unidos y los mercados financieros. Por el otro, se focalizó en cuidar las reservas del Banco Central (BCRA) y sostener el consumo.

Según trascendidos, en el Central consideran que la mejor apuesta es tratar de que las reservas no se despedacen, por lo que en las últimas semanas se reforzó el torniquete sobre el pedido para los dólares que solicita el sector privado.

Mientras se mantenga el default, se controlarán las autorizaciones para compra de dólares del sector privado y se enfocarán en sostener el consumo

El cuidado de las reservas

Uno de los sectores que más están siendo controlados es el de automotrices. Desde la entidad que preside Juan Carlos Fábrega hay especial enojo con las marcas porque las acusan de pedir "dólares que no necesitan, dado que están vendiendo menos que antes".

Tratando de mantener la calma en este contexto, pese a la pelea que mantiene con el ministro Axel Kicillof, Fábrega les dijo a sus colaboradores que hay que prepararse para un último trimestre del año muy complejo.

En tanto, en Economía subrayaron que los problemas de la macroeconomía no están dados por el escenario objetivo, sino por el presunto intento de desestabilización "de los mismos sectores que buscaron dar un golpe de mercado en enero último", La Nación. Tal como apuntó la presidenta Cristina Kirchner, será el Estado el que ocupe el lugar de los privados, aunque este rol se dificulte en un escenario de más inflación, recesión y restricción externa.

Esto significa anunciar más medidas puntuales -como las que se lanzaron días atrás- para promover el empleo y el nivel de actividad, porque entienden que en la ejecución del fallo del juicio en Estados Unidos no hay chances de arreglo. Y sin un acuerdo allí, no se podrá acceder a los recursos externos que el Gobierno imaginó meses atrás.

Aunque la Presidenta y el ministro hayan insistido esta semana en echarle la culpa al resto del mundo por los problemas que enfrenta la economía local, la Argentina fue, junto con Venezuela, uno de los dos países de la región que perdieron una cantidad significativa de sus reservas.

Claudio Loser, ex ejecutivo del FMI y director de Centennial Group, dijo que "la Argentina y Venezuela son los dos países que han perdido reservas en forma sistemática, mientras que el resto de la región tuvo aumentos.

El dólar, con presión alcista

Para los analistas de Abeceb, el escenario que se abre para los próximos meses, de mantenerse la actual coyuntura, tendrá efectos concretos sobre variables clave de la economía, como la inflación y el tipo de cambio.

Respecto de la suba de precios, en una Argentina "defaulteada" prevén que 2014 cierre con una variación del 41%, casi 7 puntos por encima de la proyección trazada en caso de que el Gobierno resuelva cuanto antes la crisis.

Según dieran cuenta a iProfesional, en el caso del dólar, las perspectivas también desmejoraron: la imposibilidad de contar con fondos frescos en el corto plazo no permitirá bajar el ritmo de emisión.

Así, para fin de año, ya estiman una cotización de $10,90 para el billete verde oficial, frente a los $9,40 que se preveían en caso de acuerdo con los holdouts (ver gráfico).



Diego Giacomini, de la consultora Economía & Regiones, sostuvoque las expectativas jugarán un rol importante en las próximas semanas: "En la medida en que el mercado perciba que el default vino para quedarse, van a crecer las posibilidades de devaluación".

Agregó que una consecuencia esperable de esta situación es un mayor control sobre las importaciones, candidatas a variable de ajuste en esta nueva etapa.

"Esto va a implicar menor consumo, menos inversión y una caída en el nivel de actividad", argumentó, en caso de que no se resuelva el problema con los buitres.

Y defiende la idea de que si el Gobierno pretende contrarrestar el estancamiento de la economía mediante una mayor emisión monetaria y más gasto público, los problemas podrían agudizarse aun más.

Su estimación para este año es -de mantenerse el actual de conflicto con holdout- el de una recesión en torno del 3%, con una inflación del 40% y un dólar paralelo que, hacia fin de año, se ubicará en $16.
Por su parte, Fausto Spotorno, economista jefe del Estudio Ferreres, advirtió un escenario problemático: mientras la oferta de dólares se mantendrá invariable, la demanda tenderá a crecer.

"Una mayor desconfianza lleva a que el público demande más billetes verdes", observó.

Su perspectiva, coincidente con la mayoría del mercado, es que el dólar oficial pueda estar en$10 sobre fin de año. Resta verse si ello ocurrirá en un deslizamiento suave o mediante saltos bruscos.
las restricciones se han hecho más evidente en el "cierre del grifo" para los ahorristas y turistas que piden dólares. En julio la AFIP prácticamente eliminó los permisos para que los monotributistas adquieran divisas.

Empresarios, en alerta

El hecho de haber caído en cesación de pagos, para los empresarios implica un peor clima para hacer negocios, hasta tanto no se resuelva el conflicto.

Miguel Ponce, gerente de la Cámara de Importadores de la Argentina (CIRA), alertó a iProfesional que las consecuencias directas serán la de un encarecimiento o desaparición del crédito externo para empresas que dependen del comercio exterior, caída del consumo, impacto negativo en el empleo y, sobre todo, una mayor presión oficial para cuidar la última fuente de dólares: el superávit comercial.
"Pedimos que haya una solución lo antes posible en esta crisis y se retome el camino hacia los mercados de crédito, de manera de evitar la presión que ya está cayendo sobre las importaciones, presión que seguramente se agudizará en caso de que esta posición de default se consolide", disparó Ponce.

"La balanza comercial es la última fuente para hacerse de dólares que tiene el Gobierno. Es obvio que se va a endurecer la aprobación de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación, lo que se constituye en una mala noticia para las miles de empresas que dependen de insumos, partes, piezas y bienes de capital traídas de afuera", completó el directivo.

En la misma línea, Dante Sica, director de Abeceb, sostuvo que "el impacto entre las compañias va a estar fundamentalmente asociado a la disponibilidad de divisas y las restricciones a las importaciones".
"Van a enfrentar un escenario mucho más trabado para operaciones de comercio exterior", advirtió.
En diálogo con iProfesional, el presidente de una cámara de fabricantes de línea blanca -que incluye heladeras, cocinas y lavarropas-, se lamentó por las noticias que fueron llegando desde Nueva York: "El escenario que se abre no es alentador".

Y agregó: "Nuestros asociados ahora están teniendo muchas dificultades para hacerse de insumos fundamentales, que no se consiguen en el país. El Gobierno hace unas semanas que incrementó las restricciones para cuidar los dólares y estimamos que este cuadro se agravará en los próximos días".
Al analizar los números, la tendencia preocupa: la primera parte del año cerró con un saldo comercial del orden de los u$s3.700 millones, casi 30% más bajo que el acumulado en el mismo período de 2013, constituyéndose además en el peor registro en más de una década, tal como se observa en el siguiente cuadro:



Así las cosas, hasta tanto no se normalice la situación de la Argentina y el Gobierno esté en condiciones de acceder al financiamiento internacional, se reforzará la política del "vivir con lo nuestro".
Es en este contexto en el que la consultora que dirige Kiguel prevé que las arcas del BCRA -de no solucionarse rápidamente el problema con los buitres-, sufrirán una fuerte sangría hasta diciembre, que las dejará en niveles cercanos a los u$s25.000 millones.

Menos crédito y más caro

Según Ponce, la baja de la nota de la Argentina por parte de las calificadoras de riesgo pega de manera directa en las empresas.

"Entre los importadores, ya estamos viendo un fuerte acortamiento en la cadena de pagos.

Los proveedores del exterior están dando menos crédito y hasta incluso, algunos ya exigen cancelaciones anticipadas para el envío de la mercadería a nuestro país".

En cuanto a los exportadores, el directivo sostuvo que "las empresas que venían financiando sus procesos de producción en el exterior -en muchos casos, por pedido del propio Gobierno-,encontrarán tasas más elevadas o, directamente, dificultades para acceder a nuevas líneas de financiamiento".
"Todo esto quita competitividad a la industria argentina y reduce el acceso de nuestros productos a los distintos mercados del mundo", completó Ponce.

Menor consumo

Una de las variables que más inquieta a analistas y empresarios es la evolución del tipo de cambio.
Sucede que la alta dependencia de insumos importados genera que cualquier sacudón que pegue la cotización del dólar termina trasladándose a los precios de los bienes de consumo.

Esto se vio claramente en enero cuando, tras la devaluación, se dispararon los valores de los 0Km, los artículos electrónicos y hasta de los materiales de la construcción.

Los precios de los autos, de hecho, pese a la presión oficial, hoy en día se encuentran un 25% por encima -en promedio- de los niveles de comienzos de año.

El problema es que, según Sica, de ahora en más se abre un período en el que "habrá una mayor presión sobre el tipo de cambio", debido a que la posible instrumentación por parte del Gobierno de una política fiscal que incentive la actividad, implicará "más emisión y mayor presión inflacionaria".
Para Econviews, en un escenario más complejo, en el cual se dilate la actual falta de entendimiento con los holdouts y siga restringido el acceso al crédito externo, "el tipo de cambio oficial debería ubicarse más cerca de los $10 hacia fin de año".

Esto derivará en un encarecimiento de aquellos bienes con alto contenido de insumos delexterior, que los alejará del bolsillo de los argentinos.

Al respecto, Sica destacó que "los sectores industriales de bienes durables, como los automotores, motos y productos electrónicos, serán los más afectados si la Argentina sigue en default". En estos rubros, advirtió, "vamos a ver una demanda que seguirá buscando su piso".

Acto seguido, estimó además que la caída de la actividad va a generar un "castigo sobre el empleo".
"Muchas empresas que atraviesan procesos de suspensión van a tener que transformar esas suspensiones en despidos", advirtió el analista.

iprofesional.com

viernes, 8 de agosto de 2014

Default, qué es y qué consecuencias trae para nuestro país


Default significa incumplimiento. Cuando una persona, una empresa o un país no cumplen con las cláusulas de un contrato, se realiza un incumplimiento y, por lo tanto, hay un default. Cuando se presta dinero, el deudor firma un contrato que establece la forma y los plazos que dicha deuda debe cancelarse. De no cumplirse con esas cláusulas, se considera que entra en default.

El default, entonces, sucede cuando una persona, empresa o país tomó dinero prestado y como contrapartida se comprometió a cumplir ciertos acuerdos, no los cumple.

Esto es importante porque si el deudor no cumple con el contrato no es él el que decide la situación del default, sino el afectado por el no cumplimiento de las cláusulas oportunamente acordadas. En este caso, el que prestó el dinero, el acreedor.

Por lo tanto, el deudor puede decidir no cumplir con el contrato, pero el default lo define el acreedor. Tomemos un ejemplo, Cuba tenía una gran deuda con Argentina, de casi 1.000 millones de dólares que no pagó. ¿Esto significa que Cuba entró en default con Argentina?

Sí, en el sentido de que no cumplió el contrato, pero ante ese incumplimiento Argentina en lugar de reclamar el pago, decidió condonarle la deuda. Por lo tanto Cuba no entró en default. Porque el acreedor no reclama su deuda, sino que decide no reclamar el cumplimiento del contrato.

¿Ante quién defaulteamos el 30 de julio?

Es muy interesante que en la vorágine informativa, muchos crean que el default es por no pagarle a los fondos buitres.

El default es por no pagarles a quienes entraron al canje del 2005 y 2010. Es decir que no se les pagó a los que apostaron al canje. Con los fondos buitres estamos en default hace 12 años, tiempo que lleva el juicio. El problema de este nuevo default es con aquellos que sí entraron al canje propuesto por Argentina.

¿Está toda la deuda externa en default?

No, desde ya que no. Los bonistas europeos ya cobraron.  Los de jurisdicción argentina también.  Es decir que solo la parte con sede en Nueva York no se está pagando y es por eso que se habla de un default selectivo. Es solo con algunos acreedores. Pero esto puede acelerar otros juicios y nuevos embargos que incluyan nuevos bonos que seguirán incumpliéndose.

Se trata de un default especial, dado que no tiene antecedentes en la historia. Veamos por qué: Capacidad o voluntad de pago.

Supongamos que un amigo o conocido le viene a pedir dinero prestado. Antes de prestarle se evalúan dos cosas.

1. La capacidad de pago que va a tener, y

2. La voluntad de pago.

Para tratar de indagar sobre el primer punto, se averigua información acerca de sus ingresos futuros,  sus gastos, etc. Para el segundo, se evalúa qué posibilidad existe de que esa persona decida irse y no volver a verlo más.

Para esto se inventaron también las garantías, en caso de que no se pueda cumplir con la devolución de lo prestado, se ejecuta la garantía.

El default más común:

La posibilidad  de un default es siempre el riesgo que se asume al prestar dinero. Hace a la esencia del negocio. Es decir que no poder pagar no es bueno, pero no está fuera de la ley ni de lo que puede esperarse que suceda.

Es parte del negocio. Los bancos están acostumbrados a renegociar deudas todo el tiempo. Los países también defaultean y renegocian. Pero estos suelen ser por problemas de capacidad de pago. Es decir que a la persona, la empresa o el país las cosas no le salieron como había previsto y, por lo tanto, no tiene el dinero suficiente  para poder cumplir con los compromisos asumidos.

Ocurre que primero hay una crisis económica o quiebra y como consecuencia de esto sucede el incumplimiento o default.

Esto es lo que claramente pasó en el 2001, por más que en Argentina todo se dramatiza y de los vicios se hacen virtudes, lo cierto es que el default que declaró Rodríguez  Saá era inevitable. Había reservas por 9.000 millones de dólares y vencimientos por más de 20.000 en el 2002. El default era inevitable, y es por eso que cuando se declaró el no pago no hubo dudas. La deuda no se iba a pagar, no había con qué.

Algo distinto ocurre cuando no se paga por falta de voluntad de pago. Cuando el deudor tiene la plata pero no paga. Las razones para no pagar pueden ser miles, algunas entendibles y otras no. Lo cierto es que se generan todo tipo de especulaciones sobre si pagará o no, cuándo, cómo, etc. Porque el deudor puede pagar, tiene las condiciones para hacerlo, pero no tiene la voluntad, decide no pagar.

Hasta ahora conocíamos de default sin mayores incertidumbres porque sabíamos que se producía porque no se podía pagar. Este caso es diferente. Hoy los recursos están, pero se decide no hacerlo y, por lo tanto, surgen miles de especulaciones acerca de los plazos, duración, costos reales que pueda acarrear este default voluntario.

¿Cómo sigue la historia?

Lo primero que se debe considerar es que estamos ante un escenario nuevo. Y muy raro. Porque se puede pagar en cualquier momento y eso genera siempre expectativas e incertidumbre. Así, por ejemplo, se habla de un default hasta fin de año que es cuando termina la cláusula RUFO, pero son solo especulaciones. Es que hay capacidad de pagar y, por lo tanto, las variantes que aparecen son infinitas.

Cierto es que ante este novedoso escenario, la reacción de los agentes económicos será determinante. De los internos y los externos. Si ante la postura argentina el sistema financiero internacional y local pensaran que el país no quedó mal parado y pudiera colocar un nuevo bono, acá no pasó nada.

Si una empresa que proyecta invertir en Vaca Muerta pensaba traer al país 2.000/3.000 millones de dólares y los trae igual,  acá no pasó nada.

Si los argentinos piensan que esto está bien y por lo tanto ahora el escenario para invertir su dinero en el país y ahorrar en pesos es la mejor opción, acá no pasó nada.

Si se piensa que es un default por un rato y un relato, pero luego se arregla y por lo tanto a fin de año se sale pagando, acá tampoco pasó nada.

Si con esta medida se baja la inflación, se genera empleo y crecen las exportaciones, entonces acá pasó la mejor opción.

Ahora bien, si nada de eso ocurre, si los agentes económicos terminan postergando todas sus decisiones de inversión, si la Argentina o sus empresas comienzan a tener menos crédito, entonces la economía irá lentamente empeorando para luego hacerlo más rápidamente.

Por lo tanto, el tema hay que tratarlo con seriedad. Mandar a un país al default, decidir que tu propio país entre en default pudiendo haberlo evitado requiere de mucho más que encendidos discursos épicos.

Un país que decide quedarse sin crédito internacional deberá como contrapartida ser en extremo responsable con el manejo de sus cuentas, si no quiere colapsar. Así que las consecuencias del default las viviremos en estos próximos meses. Dependerá de cómo el gobierno y cada agente económico reaccione ante cada nueva situación.

​No debemos olvidar que la economía real es quien manda. Y, por lo tanto, “vivir con lo nuestro” difícilmente alcance para aplacar las crecientes tensiones sociales. Esperemos que aparezca una mayor responsabilidad que la evidenciada en los últimos tiempos para manejar la macroeconomía argentina.

elpuntodeequilibrio.com

Dejó de autorizar el 99,5% - Bloqueó la AFIP la venta de dólares a los monotributistas


Con la instrumentación de un nuevo sistema de cruce de datos, dejó de autorizar el 99,5% de los pedidos de compra de divisas en esa categoría

Por Juan Pablo De Santis  | LA NACION


Según el organismo recaudador, la medida se explica en que el fisco no puede verificar que los solicitantes tengan capacidad de ahorro suficiente. Foto: Archivo
Durante julio la AFIP aplicó controles más estrictos para con los monotributistas que pidieron comprar dólares para tenencia. Como resultado, casi ninguno pudo acceder al mercado cambiario: en total se otorgaron sólo 86 validaciones para adquisición, que marcaron una caída del 99,5% respecto del mes anterior.

El organismo recaudador explicó oficialmente a LA NACION que había hecho un análisis de cruce de datos con los monotributistas que han comprado desde el inicio del sistema y verificó que "una gran cantidad de solicitantes extinguieron su capacidad de ahorro para obtener la validación que les permita comprar dólares".

Según la AFIP, el 71% de los monotributistas que habían efectivizado compras de divisas durante el primer semestre "ya no alcanza el mínimo de ingresos anuales disponibles" para acceder. Al mismo tiempo, el 21% registra mora con el pago de las cuotas del régimen simplificado.

Siempre según la explicación oficial, por un lado, la caída en las autorizaciones de compra a monotributistas se explica en que el fisco no puede verificar que los solicitantes tengan capacidad de ahorro suficiente. Por otro, no se permite comprar a los que adeuden pagos del monotributo.

Un vocero de la AFIP detalló, incluso, que los monotributistas que se recategorizan para demostrar mayor capacidad de ingresos para adquirir divisas deben "demostrar un mínimo de permanencia" para verificar la permanencia en la nueva categoría. Este plazo es de unos seis meses.

La abrupta caída en las autorizaciones de compra de "dólar ahorro" para adherentes el régimen simplificado quedó en evidencia a partir de un trabajo de análisis que hizo el economista Ariel Setton sobre las estadísticas de monitoreo de operaciones que publica la AFIP. Los cálculos se hicieron sobre operaciones convalidadas, dado que el permiso otorgado tiene 72 horas para hacerse efectivo.

En julio se registró un récord mensual de demanda de dólares para tenencia con autorizaciones por US$ 205,67 millones. El crecimiento estuvo motorizado por un alza del 22,9% en casos de personas en relación de dependencia y del 20,7% para autónomos.

FILTRADO

Los datos de agosto indican que los monotributistas recibirán el mismo filtrado que en julio. El 1° de este mes se convalidaron 31 operaciones para este segmento, y ayer, sólo 17. La cifra es considerablemente inferior al promedio de 500 casos diarios que se había registrado hasta junio.

Para analizar la capacidad de compra de los monotributistas, la AFIP instrumentó en octubre de 2013 un sistema informático que cruza datos tales como niveles de facturación declarados, gastos personales, gastos operativos, personal a cargo, consumos con tarjeta de crédito, adquisición y tenencia de vehículos, entre otros.

Formalmente, los algoritmos del software reciben información actualizada mes tras mes y la cotejan con el historial tributario de cada individuo para determinar su ingreso bruto y capacidad de ahorro disponible para comprar divisas.

"Hemos encontrado casos de personas que se inscriben como monotributistas y, de repente, gastan más dinero que el que declaran como ingresos. En ese caso no pueden acceder", detalló la fuente oficial a este medio, y reiteró que "la caída en el número de convalidaciones obedece exclusivamente a la progresión de la capacidad de ahorro". Es decir, el organismo ha considerado que algunos demandantes agotaron su margen de compra.

El punto que genera mayor controversia es la aplicación de la fórmula de convalidación de operaciones de compra de dólar para tenencia. Desde el inicio, la AFIP estableció que los monotributistas pueden adquirir divisas hasta por el 20% de su facturación neta mensual, con un tope de US$ 2000, y que deben acreditar un ingreso mínimo mensual de $ 7200.

Ahora bien, la comunicación A 5526 del Banco Central, del 27 de enero pasado, establece que la compra de billetes extranjeros se hace "en función de los ingresos de la actividad declarada ante la AFIP y de los demás parámetros cuantitativos que se establezcan".


DEL EDITOR: QUÉ SIGNIFICA

La creciente necesidad de dólares del país vuelve a impactar de lleno en las operaciones de ahorristas para consumo doméstico..

lanacion.com.ar

VIDEO - Suben los bonos, holdouts y default


FRENANDO EL BLUE E IMPORTACIONES - BCRA no suma reservas desde que la Argentina cayó en default


• La entidad se quedó sin reacción ante las mayores expectativas de devaluación y sólo atinó a frenar importaciones


Por: Ignacio Olivera Doll



La acumulación de reservas que pretendía mantener el Banco Central empezó a trastabillar una vez que la Argentina cayó en default, el 30 de julio, al no poder cancelar el total del vencimiento del Discount en dólares. Y podría convertir en un imposible la meta de u$s 28.000 millones que prometió asegurar hacia fin de año el presidente de la entidad, Juan Carlos Fábrega.

En esta primera semana que pasó, la entidad oficial perdió u$s 58 millones de su stock e interrumpió así una tendencia que mantenía alcista hasta entonces, ayudada por el cepo cambiario y la mayor liquidación (estacional) de exportaciones. El balance empezó a ser negativo a pesar de que esta semana sus funcionarios se esforzaron por trabar casi todas las compras de dólares para importaciones.

Según estimaciones del sector, sólo en estos cinco días se "pisaron" u$s 300 millones en declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI). "El cuello de botella que están armando es una locura", alarmaron ayer en la mesa de dinero de un banco extranjero.

El organismo sólo pudo adquirir un total de u$s 90 millones en seis días. Es la suma de las intervenciones informadas a los medios por su oficina de prensa en este tiempo pero que, muchas veces, se escuchan bastante más favorables que las que finalmente se registran en su sitio web una semana después. Las reservas del Central cayeron, desde el 29 de julio hasta hoy, desde u$s 29.014 millones hasta u$s 28.955 millones.

El efecto del default en el mercado cambiario encuentra ahora sin mucha reacción al organismo. El anuncio que hizo el Gobierno sobre el fracaso de las negociaciones con los fondos buitre -y simultáneamente de las que llevaban adelante frente a ellos los banqueros nacionales- alimentó la presunción de que durante este segundo semestre (y bien entrado 2015) habrá mayor escasez de divisas en la economía local, por lo que Juan Carlos Fábrega deberá apurar la devaluación del peso.

Existen algunas herramientas ortodoxas que podrían evitar que el ajuste deba hacerse sobre el tipo de cambio, como la suba en las tasas de interés, la absorción de liquidez y el recorte en la asistencia que hace para cubrir el déficit del Tesoro nacional. Pero el funcionario prefiere evitar ahora cualquier confrontación con el Poder Ejeutivo luego de que trascendió el malestar oficial sobre su intervención en la pelea con los buitres.

Esta perspectiva de un dólar alcista disuade a aquellos exportadores que hasta hace poco preferían liquidar sus divisas en el mercado por temor a que el precio de los commodities fuera cada vez menor. Ante esta nueva resistencia de los sojeros (y en general de los grandes jugadores de la plaza cambiaria), el Central optó por trabar al máximo las órdenes de compra de dólares como no se había visto ni siquiera en los tiempos heterodoxos de Guillermo Moreno y Mercedes Marcó del Pont.

El endurecimiento del cepo cambiario, que se suma al rechazo que recibieron los monotributistas desde los primeros día de julio en la compra de dólar "ahorro", empieza a ser crítico para algunas grandes automotrices, que se ven forzadas a cortar lazos con proveedores por la demora en las autorizaciones de importaciones oficiales.

ambito.com

lunes, 4 de agosto de 2014

Argentina en default: a comprar dólar blue!


Por más que desde el gobierno digan que hablar de default es una “pavada atómica”, la realidad es contundente: el día viernes el organismo conocido como ISDA (International Swaps and Derivatives Association) declaró que Argentina está en default. De esta manera, quienes habían comprado “seguros por default” (Credit Default Swaps) recibirán en total 1000 millones de dólares (ya que este era el monto total por el que se habían asegurado).

Patria o Buitres

Los miembros del comité de ISDA declararon por unanimidad que Argentina se encuentra en default. Estos miembros son: Bank of America, Barclays, BNP Paribas, Citigroup, Credit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, Nomura Holdings, Blue Mountain Capital, D.E. Shaw, Eaton Vence Management, Elliot Management y Pacific Investment Management. Caso cerrado: aunque Kicillof no coincida, Argentina está en default. ¿Y entonces?
Los precios de las acciones tuvieron una caída de signficancia tanto el jueves como el viernes. Sin embargo, los bonos están aún expectantes ya que sigue circulando un rumor por el cual podría llegarse rápidamente a un acuerdo privado. Personalmente, no veo que haya un incentivo claro. ¿Por qué un banco le compraría los titulos a 100 a NML Capital para luego aceptar que Argentina se los compre a 70? En cualquier caso, el mercado es el que manda y hasta el momento sigue con dudas. Pero esas dudas pueden desaparecer en un instante y los precios de los bonos tener un movimiento negativo de manera abrupta. Ahora bien, ¿qué pasó con el dólar?

El dólar blue tuvo un pico en la zona de 13 el día jueves, pero retrocedió el viernes. Quizá esto también se deba a que aún sigue viva la esperanza de un acuerdo entre partes. Después de todo, lo que marca realmente el pulso del dólar blue es el llamado “contado con liquidación”, que está determinado por lo que valen los bonos en dólares en los EEUU y lo que valen esos mismos bonos en pesos en Argentina. Y ese tipo de cambio parece seguir a la expectativa. Sin embargo…
Sin embargo todos los caminos terminan confluyendo en que este default hará que haya menos dólares disponibles por cada peso dando vueltas. Así de simple. Y notemos que Fábrega sabe esto y en sólo 15 días absorbió 8 mil millones de pesos. Este es uno de los grandes temas de los que no se está hablando: el BCRA está haciendo crecer una bomba de tiempo que son los LEBACs:


El Banco Central se ha transformado en una verdadera aspiradora de pesos desde enero. Y eso es lo que ha estado frenando la escalada del blue. ¿Por qué es esto una bomba de tiempo? Porque por esos pesos tiene que pagar el 26% anual. Y sin embargo, por sus propias reservas cobra algo en la zona del 1% o 2%. Esto hace que las LEBACs le hagan perder plata sistemáticamente. Y eso lo arregla de una manera sencilla: devaluando para licuar su propia deuda en pesos. Creanme que más temprano que tarde, el BCRA tendrá que hacer esto.



Entonces: sea por la presión de las LEBACs en el BCRA o por el contado con liquidación, comprar dólares en esta zona, parece el modo más inteligente de defenderse ante lo que puede venir.
De la mano del default, las chances de devaluación aumentan dramáticamente. ¿Otras consecuencias? Más inflación, más faltantes de productos, tensamiento de la cadena de pagos…
Otras consecuencias algo menos inmediatas: los dueños de los bonos que acabamos de defaultear pueden exigirnos que les paguemos el total de los que les debemos (esto se llama “aceleración” de los pagos”). Para esto, tiene que ponerse de acuerdo el 25%. Si eso sucediera, Argentina podría tener que enfrentar otro tedioso problema de reestructuración y la ilusión de poder solucionar las cosas en enero de 2015 habrá desaparecido.

cartafinanciera.com con curso de trading avanzado
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...